Practice English Speaking&Listening with: Pedro Páramo - Juan Rulfo 4/4

Normal
(0)
Difficulty: 0

eres tú la que ha dicho todo eso dorotea

me quedé dormido rato

que siguen asustando

oí a alguien que hablaba

una voz de mujer

kritzer astún

bosé mujer

creíste que era yo

ha de ser la que habla sola

lo de la sepultura grande

ni a susanita

stacy enterrada a nuestro lado

le ha de haber llegado la humedad y estaba removiendo centro el sueño

y quién es ella

la última esposa de pedro páramo

nos dicen que estaba loca

otros que no

la verdad es que ya hablaba sola desde nvidia

debe haber muertos

fuci

hace mucho

que leo y se decida

algo acerca de su madre

pero si ella es mi madre tuvo

pues eso hablaba

ok al menos

hola trabajo cuando vino

pero este

ahora recuerdo que ya nació aquí y que ya de visita desaparecieron

su madre murió de la crisis

era una señora muy rara que siempre estuvo enferma y no visitaba nadie

eso dice ella

que nadie había ido a ver a su madre

cuando murió

pero de qué tiempo se hablará

claro que nadie se paró en su casa por puro miedo desgarrar la tisis

se acordará de eso me indigna

de hecho hablaba

cuando vuelvas a oír la mía tizas

me gustaría saber lo que dice

parece que va a decir algo

si hoy un murmullo

no no es éste

eso viene de más lejos de por este otro rumbo

y es voz de hombre

lo que pasa con estos muertos viejos es que en cuanto les caiga la humedad

comienzan a removerse

it espiar

el cielo es grande

dios estuvo conmigo esas no

de no ser así quién sabe lo que hubiera pasado

porque fue dar ya de noche cuando recibí

lo llenó más claro

tenía sangre por todas partes

el empresario equipo tiene con mis manos la sangre regada en las piedras

tiranía

montón males de sangre pero no estaba muerto

me di cuenta

supe que competir no tenía intenciones de matar

sólo de darle un susto

quería averiguar si yo había estado en el mayo dos meses antes el día de san

cristóbal en la boca

en cuanto a obra en cual san cristóbal

yo chapoteaba entre mi sangre le preguntaban cuál vodacom pedro

no compre

yo no estuve

si acaso pase por aquí

pero fue por casualidad

él no tuvo intenciones de matar

me dejó cojo como ustedes bien

y manco si ustedes quieren

pero no me mató

dicen que se me torció un ojo desde entonces

de la mala impresión

lo cierto es que me volví más hombre

el cielo esperando

y ni quien lo dude

quién será

de tú a saber

alguno de tantos

pedro páramo causó tal mortandad después que le mataron a su padre

que se dice casi acabó con los asistentes a la boda en la cual don

lucas para muy bajo en quirós de padilla

y eso que nunca jamás le tocó de repuntes

porque al parecer la cosa era contra el novio

y como nunca se supo de dónde había salido la bala que le pegó a él

pedro páramo arrasó parejo

esto fue hallada en el cerro débil mayo

donde estaban unos ranchos de los que ya no queda ni el rastro

ahora sí parece ser ella

tú que tienes los oídos muchachos pone atención

la me contarás lo que diga

no se le entiende parece que no habla

sólo se queja

y de qué se queja

pues quién sabe

debe ser por algo

nadie se queja de nada

para bien la oreja

se queja y nada más

tal vez pedro páramo la hizo sufrir

no creas

en la quería

estoy por decir que nunca quiso ninguna mujer como a esa

ya se la entregaron sufrida y quizá loca

tania quispe

que se pasó el resto de sus años aplastado en un equipo al

mirando el camino por donde se la habían llevado al camposanto

le perdió interés acto

desalojo sus tierras y mandó quemar los enseres

unos dicen que porque ya estaba cansado

otros que porque le agarró la desilusión

lo cierto es que todo fuera la gente

y se sentó en su equipamiento

caral camino

desde entonces la tierra se quedó valdecilla y como en ruinas

daba pena verla llenándose de achaques con tanta plaga que le invadió en

cuanto a la dejaron sola

de allá para acá se consumió la gente

se desbandaron los hombres en busca de otros bebederos

recuerdo días en que comala se llenó de adioses

y hasta nos parecía cosa alegre ir a despedir a los que se iban

y es que se iban con intenciones de volver

nos dejaban encargada sus cosas y su familia

luego algunos mandaban por la familia aunque no por sus cosas

y después parecieron olvidarse del pueblo y de nosotros y hasta de sus

cosas

yo me quedé porque no tenía dónde ir

otros se quedaron esperando que pedro páramo muriera

según decían les había prometido heredarle sus clientes

y con esa esperanza pidieron todavía algunos años

pero pasaron anuncie años y él seguía vivo siempre allí y como un

espantapájaros frente a las fieras la media luna

y ya cuando le faltaba poco para morir

vinieron las guerras eso de los cristeros y la tropa chorrea lada con

los pocos hombres que quedaban

fue cuando yo comencé a morirme de hambre desde entonces nunca me volví a

mi pareja

y todo por las ideas del comprador

por sus pleitos de alma

nada más porque se le murió su mujer

lactalis usa en ica

ya te hace imaginar si la quería

fue fulgor cedano quien le dijo

patrón

xavi quien anda por aquí

bartolomé san juan

eso es lo que yo me pregunto qué vendrá a ser

no lo es investigado

vale decirlo

y es que no ha buscado casa

llegó directamente a la antigua casa de usted

allí les montoya pío sus maletas como si usted el tema no se lo hubiera

alquilado

al menos me vi eso seguridad

y que asestó un fulgor que no averiguas lo que pasa

no estás para eso

me desorienté un poco por lo que le dice

pero mañana clara de las cosas éste lo cree necesario

lo de mañana déjamelo amigos

yo me encargo de ellos

han venido los dos

él y su mujer

pero como lo sabe

no será su hija

pues por el modo como la trata más bien parece su mujer

vete a dormir fulgor

si usted me lo permite

esperé 30 años a que regresara a susana

espere a tenerlo todo

no solamente algo

si no todo lo que se pudiera conseguir de modo que no nos quedará ningún

deseo sólo el tuyo el deseo de ti

cuántas veces invita a tu padre que viniera a vivir aquí nuevamente

diciéndole que yo lo necesitaba

lo hice hasta con engaños

le ofrecí nombrarlo administrador con tal de volverte a ver

y que me contestó

no hay respuesta me decía siempre el mandadero

el señor don bartolomé rompe sus cartas cuando yo se las entregó

pero por el muchacho súper que te habías casado y pronto me enteré que

te habías quedado viuda y le hacías otra vez compañía tu padre

luego el silencio

mandadero y si venía y siempre regresaba diciéndome

no los encuentro don pedro

me dicen que salieron de mascota

y unos me dicen que para acá

y otros que para allá

no repares en gastos

búscalos

piques de los haya tragado la tierra

hasta que un día vino y me dijo

he repasado toda la sierra indagando el rincón donde se esconde don bartolomé

san juan

hasta quedado con él

perdido en un agujero de los montes viviendo en una covacha eta de troncos

en el mero lugar donde están las minas abandonadas del andrómeda

ya para entonces soplaban vientos arrachados

se decía que había gente levantada en armas

nos llegaban rumores

eso fue lo que aventó a tu padre por aquí

no por él

según me dijo en su carta

sino por tu seguridad

quería traer que algún lugar viviente

sentí que se abría el cielo

tuve ánimos de correr hacia ti

de rodearte de alegría

pell orar

y llorente susaeta

cuando supe que al fin regresa arias

hay pueblos que sabe nada de sí

se les conoce con sólo ocho romper un poco de su aire viejo y en tu vida

pobre y flaco como todo lo viejo

este es uno de esos pueblos susana

de dónde venimos ahora

al menos centre tenías mirando el nacimiento de las cosas

bublé sip a hacerlos el músico te acuerdas

aquí en cambio nos entidad sino ese dolor amarillo ya se eduque parece

destilar por

todas

y es que este es un pueblo que si chávez

untado todo de física

él nos ha pedido que vuelva

nos ha prestado su casa

nos ha dado todo lo que podamos necesitar

pero no debemos estarle agradecidos

somos infortunados por estar aquí

porque aquí no tendremos salvación ninguna

lo presiento

sabes que me ha pedido pedro páramo

yo ya me imaginaba que esto que nos daba no era gratuito

y estaba dispuesto a que se cobrará con mi trabajo

ya que teníamos que pagar si algún modo

le detalle todo lo referente al andrómeda y le hice ver que aquello

tenía posibilidades trabajándola con método

y sabes que me contestó

no me interesa su mina bartolomé san juan

lo único que quiero de usted

es a su hija

ese ha sido su mejor trabajo

así que te quiere a ti susana

dice que jugabas con él cuando eran niños

que ya te conoce

que llegaron a bañarse juntos en el río cuando eran niños

yo no los cumple

de haberlo sabido que habría matado a cintazos

bolocco

fuiste tú la que dijiste no lo dudó

yo lo dije

de manera que estás dispuesta acostarte con él

si bartolomé

no sabes que es casado y que ha tenido infinidad de mujeres

si bartolomé

no me digas bartolomé

soy tu padre

bartolomé san juan

un minero muerto

susana san juan

hija de un minero muerto en las minas del andrómeda

veía claro

tendré que ir allá a morir

luego dijo

le he dicho que tú

aunque viuda

sigue viviendo con tu marido

o al menos así te comportas

he tratado de disuadirlo

pero se le aceptó roba la mirada cuando yo le hablo

y en cuanto sale a relucir tu nombre cierra los ojos

según rossi

es pura maldad

eso es pedro páramo

y yo quién soy

tú eres mi hija

icade bartolomé san juan

en la mente de susana san juan

comenzaron a caminar las ideas

primero lentamente

luego se detuvieron

para después echar a correr de tal modo que no alcanzó sino a decir

no es cierto

no es cierto

este mundo

que la priísta a uno por todos lados

que va vaciando puños de nuestro polo aquí y allá

deshaciéndonos en pedazos como si rociar a la tierra con nuestras armas

qué no se ha hecho

porque se nos ha podrido el alma

tu madre decía que cuando menos nos queda la caridad de dios

titular mientras susana

porque me niegas a mí como tu padre

estás loca

no lo sabías

estás loca

claro que sí y bartolomé

no lo sabías

sabías fulgor

que esa es la mujer más hermosa que se ha dado sobre la tierra

llegué a creer que la había perdido para siempre

pero ahora no tengo ganas de volver la perder

tú me entiendes fruco

dile a su padre que vaya a seguir explotando sus minas y a ella

imagino que será fácil desaparecer al viejo en aquellas regiones has dejado

honda lleva nunca

no lo crees

puede ser

necesitamos que sea

y ya tiene que quedarse huérfana

estamos obligados a amparar a alicia

no crees tú

no lo veo difícil

entonces andando favor

andando

y si ella lo llego a saber

quien se lo dirá

aquí entre nosotros dos

quien se lo pida

estoy seguro que nadie

quítale él estoy seguro que

quita saludo desde ahorita

ya verás como todo sale bien

acuérdate del trabajo que dio tar con andrómeda

vándalos para allá a seguir trabajando

que vaya y vuelva

nada de que se lo curra acarrear con la hija

aquí se la cuida

allá estará su trabajo

he aquí su casa donde venga reconoce

díselo así fulgor

me vuelve a acusar como acciona usted patrón

como que se le están resueltas siendo los ánimos

sobre los campos del valle de comala está cayendo la lluvia

una lluvia menuda

extraña para estas tierras que sólo saben de aguaceros

es domingo

de apango han bajado los indios con sus rosarios de manzanillas su romero

sus manos concepto millón

no han traído coste porque el ocote está mojado

y mi tierra del sino porque también está mojada por el mucho yo

tienden sus hierbas en el suelo

bajo los arcos del portal

iu espera

la lluvia sigue cayendo sobre los charcos

entre los surcos

donde estan haciendo el maíz

corre el agua en ríos

los hombres no han venido oria el mercado

ocupados en romper los surcos para que el agua busque nuevos cauces y no

arrastre la milpa tierna

andan en grupos

navegando en la tierra anexada

bajo la lluvia

quebrando con sus palas los blandos terrones

ligando con sus manos la milpa

y tratando de protegerla para que crezca sin trabajo

los indios espera

sienten que es un mal día

quizá por eso tiemblan debajo de sus mojados cabanes de paja

lo del frío

sino de temor

y mirar la lluvia desmenuzada

y al cielo que no suelta a sus nubes

nadie viene

el pueblo parece estar solo

la mujer les encargó un poco de hilo de remiendo y que algo de azúcar

y de ser posible ya hacer

un cedazo para colar en la col

el catalán se les hace pesado de humedad conforme se acerca el medio día

platican

se cuentan chistes

y suelta una risa

las manzanillas brillan salpicadas por el rosillo

piensan

si al menos hubiera mostra y dotan tito pulque

no importan

pero el coco yo de los magueyes está hecho un mar de agua

qué se le va a hacer

justina días

cubierta con paraguas

venía por la calle derecha que viene de la media luna

rodeando los chorros que borbó taban sobre las banquetas

hizo la señal de la cruz

y se persignó al pasar por la puerta de la iglesia mayor

entró en el portal

los indios voltearon a verla

vio la mirada de todos como si las kudrin llegarán

se detuvo en el primer puesto

compró 10 centavos de hojas de romero

y regresó

seguirá por las miradas en hilera de aquel montón de indios

lo caro que está todo en este tiempo

al tomar de nuevo el camino hacia la media luna

este triste ramito de romero por 10 centavos

no alcanzará ni siquiera para barro

los indios levantaron sus puestos al oscurecer

entraron en la lluvia con sus pesados tercios a la espalda

pasaron por la iglesia para rezarle a la virgen

dejándole un manojo de tomillo de limosna

luego enderezaron hacia tango

de donde habían venido

ahí será otro día

y por el camino iba encontrándose chistes y soltando la risa

justina días entró en el dormitorio de susana san juan

y puso al romero sobre la repisa

las cortinas cerradas impedían el paso de la luz

así que en aquellos cuidad sólo veía las sombras sólo adivinaba

supuso que susana san juan estaría dormida

ella deseaba que siempre estuviera dormida

la sintió así y se alegró

pero entonces oyó un suspiro lejano

como salido de algún rincón de aquella pieza oscura

justina

le dijeron

ella volvió la cabeza

no vio a nadie pero sintió una mano sobre su hombro

y la respiración en sus oídos

la voz

en secreto

vete de aquí justina arregla tus enseres y vete

ya no te necesita

ella si me necesita

enderezando el cuerpo

está enferma

y me necesita

ya no china

yo me quedaré aquí a cuidarla

es usted don bartolomé

quien no esperó la respuesta

lanzó aquel grito que bajó hasta los hombres y las mujeres que regresaban de

los campos y que los hizo decir

parece ser una motito humano

pero no parece ser de ningún ser humano

la lluvia amortiguar los ruidos

sencillo y yendo aún después de todo

granizando sus botas

hilvanando el hilo de la vida

qué te pasa justina porque gritas

preguntó susana san juan

rehn ha explicado susana

has de haber estado soñando

ya te he dicho que yo no sueño nunca

no tienes consideración de mí

estoy muy desvelada

anoche me echaste fuera alcatel no me dejó dormir

durmió conmigo

entre mis

piernas

estaba en shock fado

y por lástima lo de que quedarse en mi cama

pero no hizo ruido

ruido ni hizo

sólo se la pasó haciendo circo

brincando de piezas mi cabeza al mabhuh yandel crédito como si tuviera hambre

le di bien de comer

y no se despegó de miento de la noche

te estás otra vez soñando mentida susana

le digo que pasó la noche su stand home con sus brincos y aunque sea muy

cariñoso tu gato

no lo quiero cuando esté dormida

de división en su sana

eso es lo que pasa

cuando venga pedro páramo

le diré que ya no te aguanto

le diré que me voy

no faltará gente buena que me de trabajo

no todo son maniáticos como tú

ni se viven mortificando la una como tú

mañana mente

y me llevaré el gato y te quedarás tranquila

no te irá desde aquí

maldita y condenar a justina no te irás a ninguna parte porque nunca

encontrarás quien te quiera como yo

no me iré susana no me iré

bien sabes qué estoy aquí para cuidar

me importa que me hagas renegar

te cuidaré siempre

la tía cuidados desde que nació

la tía tenido en sus botas

la había enseñado a andar

a dar aquellos pasos que a ella le parecían eternos

había visto crecer su boca y sus ojos como de dulce

el dulce de menta es asunto

amarillo izaskun

verde y azul

revuelto con menta y hierbabuena

le mordía las piernas

la entretenía dándole de mamar suceden los que no tenían nada que eran como de

juguete

juega le decía

juega con este juguetito tuyo

tao viera pachorra proyecto esperas

allá afuera sería al caer de la lluvia sobre las hojas de los plátanos

se sentía como si el agua hirviera sobre el agua estancada en la tierra

las sábanas estaban frías y húmedas

los caños borbotó avan

hacían espuma cansados de trabajar durante el día

durante la noche

durante el día

el agua seguía corriendo

diluviando en incesantes burbujas

era la medianoche

y allá afuera del ruido del agua pagaba todos los sonidos

susana san juan se levantó despacio

enderezó el cuerpo lentamente y se alejó de la cama

allí estaba otra vez el peso

en sus pies

caminando por la orilla de su cuerpo

tratando de encontrar de la cara

eres tú bartolomé

preguntó

le pareció y rechinar la puerta

como cuando alguien entraba o salía

y después sólo la lluvia

intermitente fría

rodando sobre las hojas de los plátanos

iré viendo en su propio arco

se durmió

y no despertó hasta que la luz se alumbró los ladrillos rojos

pastore cados de rocío entre la gris mañana de un nuevo día

justina

y ahí apareció enseguida como si ya hubiera estado allí envolviendo su

cuerpo en una frazada

si quieres usar

el cato

otra vez ha venido

pobrecita de kiss susana

se recostó sobre su pecho abrazándola

hasta que ella logró levantar aquella cabeza y le preguntó

porque ellos

le diré a pedro páramo que eres buena conmigo

no le contaré nada de los sustos que me da tu gato no te pongas así justina

tu padre ha muerto susana

antenoche murió

y hoy han venido a decir que nada se puede hacer que ya lo enterraron

que no lo han podido traer aquí porque el camino era muy largo

te has quedado sola susana

entonces era del

y sonrió

viniste a despedirte de mí

dijo

y sonrió

muchos años antes

cuando ella era una niña

l había dicho

baca susana

y dime lo que vez

estaba colgada de aquellas hogar que le lastimaba la cintura

que le sangraba sus manos

pero que no quería soltar

era como el único y lo que la sostenía el mundo de afuera

no veo nada papa

bush cavi en susana

as por encontrar algo

gil alumbró con su lámpara

no veo nada papa

trabajaré más

avísame cuando estés en el suelo

había entrado por un pequeño agujero abierto entre las tablas

había caminado sobre tablones podridos

viejos

astillados y llenos de tierra pegajosa

baja más abajo susana

encontrarás lo que te digo

y ella bajo y bajo en columpio meciéndose la profundidad con sus pies

bamboleando en él no encuentra dónde poner los pies

más abajo susana más abajo

y decirles algo

y cuando encontró el apoyo allí permaneció callada

porque se enmudeció de miedo

la lámpara circulaba y la luz pasaba de largo junto a ella

y el grito de allah rival estremecía

carmelo que estalle y susana

y ella agarró la calavera entre sus manos y cuando la luz le dio de lleno la

soltó

es una calavera de muerto

debes encontrar algo más junto a ella dame todo lo que encuentres

el cadáver se deshizo en canillas

la quijada se desprendió como si fuera de azúcar

le fue dando pedazo a pedazo hasta que llegó a los dedos de los pies y le

entregó coyuntura tras coyuntura

y la calavera primero

aquella bola redonda que se deshizo entre sus manos

pusc algo más susana dinero

rueda redondas de oro busca la susana

entonces ella no supo de ella

si no muchos días después entre el hielo entre las miradas llenas de hielo

de su padre

por eso ría hora

supe que eras tú bartolomé

la pobre de justina

que lloraba sobre su corazón

tuvo que levantarse al ver que ella ríe que su risa se convertían carcajada

afuera seguía lloviendo

los indios se habían ido

era lunes

y el valle de comala seguía negándose en la lluvia

los vientos siguieron soplando todos esos días

esos vientos que habían traído las lluvias

la lluvia se había ido

pero el viento se quebró

allá en los campos la milpa orio sus hojas y se acostó sobre los surcos para

defenderse del viento

de día era pasante

frutos y al arte de la ciencia crujir las tejas en los tejados

pero la noche tenía

jenny y alharaca ambiente

pabellones de nubes pasaban en silencio por el cielo como si caminaran rozando

la tierra

susana san juan

hoy el golpe del viento contra la ventana cerrada

está acostada con los brazos detrás de la cabeza

pensar

oyendo los ruidos de la noche

como la noche va y viene

arrastrada por el soplo del viento sin quietud

luego el seco detenerles

han abierto la puerta

una racha de aire apaga la lámpara

de la oscuridad y entonces deja de pensar

siente pequeño susurros

enseguida

oye el percutir de su corazón en palpitaciones desiguales

al través de sus párpados cerrados

entrevé la llama de lanús

no abre los ojos

el cabello está derramado sobre su cara

la luz enciende gotas de sudor en sus labios

pregunta

eres tu padre

soy tu padre de familia

entre abre los ojos

mirad cómo se cruzará sus cabellos una sombra sobre el techo

con la cabeza encima de su cara

y la figura borroso de aquí enfrente detrás de la lluvia de sus pestañas

una luz difusa

una luz en el lugar del corazón

en forma de corazón pequeño que palpita como yama parpadea

gente está muriendo de penal corazón

y hace que vienes a contarme que murió florencia

pero eso ya lo sé

no te aflijas por los demás

no te apures por mí

dt walter aduviri dolor en un lugar seguro

no dejes que se captan el corazón

enderezó el cuerpo

y lo arrastró hasta donde estaba el padre rentería

déjame consolarte con mi desconsuelo

protegiendo la llama de la vela con sus manos

el padre rentería la dejó acercarse a él

la miró cercar con sus manos la vela encendida

y luego comprar su cara al pavimento amado

hasta que el olor a carne chamuscada lo obligó a sacudirla

apagando la de un soplo

entonces volvió la oscuridad

y ella corrió a refugiarse debajo de sus sábanas

el padre rentería le dijo

he venido a comportarte hija

entonces a dios padre

contestó ella

no vuelvas no te necesito

y ello cuando se alejaban los pasos que siempre le dejaban una sensación de

frío

este temblor y miedo

para qué vienes a verme si estás muerto

el padre rentería cerró la puerta

y salió al aire de la noche

el viento seguía soplando

un hombre al que le decían el tartamudo

llegó a la media luna

y preguntó por pedro páramo

para que lo solicitas

quiero hablar cocón él

no está

dile q cuando regrese que vengo de tapar tevé con fulgor

debería buscar

aguanta te unas cuantas horas

pescó cosas de urgencia

se lo diré

el hombre al que decía en el tartamudo

aguardó arriba del caballo

pasado un rato

pedro páramo

al que nunca había visto

se le puso enfrente

que se te ofrece

necesito hablar directamente con con el patrón

yo soy que quieres

pues no nada más esto

mataron a dom fulgor se sedano yo le hacía compañía

habíamos ido por el rumbo de los vertederos para averiguar por qué se

estaba estación del agua

en eso andaba moscú

cuando vimos una manada de hombres que no salieron al encuentro

y de entre la multitud aquella brotó una bosque dijo

yo a ese loco conozco

si el administrador de la media luna

a mí mi mentor

tomaron en cuenta pero de un fulgor le mandaron soltar la bestia le dijeron que

eran revolucionarios

que venían por las tierras yuste

corral de le dijeron nada un fulgor

valladolid y ale a su patrón que ya nos veremos

y él soltó la atp

caldas despavoridos

no muy deprisa por

pesado que era pero corrió

lo mataron coc

corriendo murió coc

con una pata río yo trabajo

ni concello nin en

moby espere que fuera del nono en que ya existe para anunciar de lo que pasó

y qué esperas

porque no te mueves

anda ediles a eso es que quien estoy para lo que se les ofrezca

que vengan a tratar conmigo

pero antes de atún rodeo por la consagración

conoces a ti el cuate

ahí estará

dile que necesito verlo

y a esos fulanos albiceleste los espero en cuanto tengan un tiempo disponible

quejáis de revolucionarios honestos

no lo sé

ellos han siso de mama hombres

y latín cuate que lo necesito más que el betis

así lo haré pap

patrón

pedro páramo volvió a encerrarse en su despacho

se sentía viejo ya pro+

no le preocupaba fulgor

al fin y al cabo ya estaba más para la otra que para ésta

habría dado de sí todo lo que tenía que dar

aunque fue muy servicial

lo que sea de cada quien

de todos modos los 50 azul que se van a llevar esos locos

pensaba más en susana san juan

me tira siempre en su cuarto

durmiendo y cuando no

como si durmiera

la noche anterior se le había pasado en pie

recostado en la pared

observando a través de la calidad luz de la vela toral kuélap un movimiento

de susana

la cara sudorosa

las manos evitando las sábanas

estrujando la almohada hasta el desmorone si miento

desde que la había traído a vivir aquí

no sabía de otras noches pasadas a su lado

sino de estas noches doloridas p interminable inquietud

y se preguntaba hasta cuándo terminaría que

esperaba que alguna vez

nada puede durar tanto

no existe ningún recuerdo por intenso que sea que no se ata

si al menos hubiera sabido que era que ellos que la maltrataba por dentro

que la cia revolcarse en el desvelo

como si la despedazaran hasta en utilizarla

él quería conocerla

y aún cuando no hubiera sido así

acaso no era suficiente saber que era la criatura más querida por él sobre la

tierra

quique además

y esto era lo más importante

le serviría para irse de la vida alumbrándose con aquella imagen que

borraría todos los demás recuerdos

pero cuál era el mundo de susana san juan

esa fue una de las cosas

pedro páramo nunca llegó a saber

mi cuerpo se sentía a gusto sobre el calor de la

tenía los ojos cerrados

los brazos abiertos

de su lado las piernas a la brisa del mar

y el mar allí enfrente

dejando apenas restos de espuma en mis pies al subir de su madre

ahora si es ella la que habla junto a asia

no se te olvide decirme lo que dice

era temprano

el marco ría y bajaba en honduras

se desprendía de su espuma y se iba limpio con su agua verde

en ondas cancha

en el mar sólo mencionó años desnuda ley

y el mes y si el primer día

desnudo también

fosforescente al salir del mar

no había gaviotas

sólo esos pasajeros que les dice picos predios

que gruñen como cierro mi cara ni que después de que sale el sol desaparece

el mes y gio el primer día y se sintió solo

a pesar de esa región

es como si fueras un pico feo

uno más entre todos

me gustas más en las noches

cuando estábamos los dos en la misma como hada

bajo las sábanas

en la oscuridad

y se fue

volví yo

volvería siempre

el marm hoja mis tobillos y selva

bojan de rodillas mis muslos

rodeado de cintura con su brazo suave

la vuelta sobre cd

se abrazan circuito

aprieta mis hombros

entonces me hundo en él

center

me entregó a él en su fuerte batir

en su suave posee

sin dejar as

me gusta bañarme en el mar

pero él no lo compre

y al otro día estaba otra vez en el mar

unificando mes

entregándome a sus sólidas

partiendo la tarde

aparecieron dos hombres

venían en carabina 2 y terciados de carrilleras

eran cerca de mes

pedro páramo los invitó a cenar

y ellos

sin quitarse el sombrero

se acomodaron a la mesa y esperaron calla

sólo se les oyó sorber el chocolate cuando le extrajeron el chocolate

y masticar tortilla tras tortilla cuando les arruinaron los frijoles

pedro páramo los mira awad

no se le hacían caras conocidas

de tránsito de él

en la sombra

aguardaba el típico acto

patrones

les dijo cuando vio que acababan de comer

en qué más puedo servirlos

usted es el dueño de esto

preguntó uno abanicando la mano

pero otro lo interrumpió diciendo

aquí yo soy yo que hablo

que se les ofrece

volvió a preguntar petropar

como steve

nos hemos levantado en armas

y pues eso es todo le parece poco

pero porque lo han hecho

pues porque otros lo han hecho también

no lo sabe usted

jaguar denostan tinto que nos lleguen instrucciones y entonces le

averiguaremos la causa

por lo pronto ya estamos aquí

yo sea la causa

dijo otro

y si quieres del ente

nos hemos rebelado contra el gobierno y contra ustedes porque ya estamos

aburridos de soportarlos

al gobierno por las terreno

y a ustedes porque no son más que unos mondrego sus bandidos y mantecoso

ladrones

y del señor gobierno ya no dijo nada porque le vamos a decir a balazos lo que

le queremos decir

cuando necesitan para hacer su revolución

preguntó a pedro páramo

tal vez yo puedo ayudarlos

hice bien aquí el señor perseverancia

no se te debía soltar la lengua

necesitamos agenciarnos un rico pa' que nos habilite

y qué mejor que el señor aquí presente

alberto casildo

como cuánto nos hace falta

yo no sé de lo que su buena intención que era darnos

éste no le daría agua ni al gallo de la pasión

aprovechemos que estamos aquí para sacarle de una vez hasta al maíz que

traía atorado en su coche y no butcher

al mate perseverancia

por las buenas se consiguen mejor las cosas

vamos a ponernos de acuerdo

habla tu casildo

pues yo hay cálculo diría 20 mil pesos no estaría mal para el comienzo

que les parece a ustedes

por aquí quién sabe si el señor éste se le haga poco

con eso de que tienen sobrada voluntad de ayudarnos

pongamos entonces 50 mil

de acuerdo

les voy a dar 100 mil pesos

les dijo pedro páramo

cuántos son ustedes

seamos 300

les voy a prestar otros 300 hombres para que aumenten su contingente

dentro de una semana tendrán a su disposición tanto los hombres como el

dinero

el dinero se los regaló

a los hombres no más de los previsto

en cuanto los desocupen mándenme los para acá

está bien así

pero como no

entonces hasta dentro de ocho días señores

y he tenido mucho gusto en coros

dijo el último en salir

acuérdese que

si no los cumple

podrá hablar de perseverancia

que así es mi nombre

pedro páramo se despidió dándole la mano

quién crees tú que sea el jefe de estos

le preguntó más tarde antiqua

pues a mí se me figura que es el barrigón ese que estaba en medir que ni

alzó los ojos

me late que es él

equivocó pocas veces hombres

no da más

el jefe del estudio

no te quieres ir a la revuelta

pero si esto se me hace tarde

con lo que me gusta mi la bulla

ya viste pues de qué se trata

así que ni necesitas mis consejos

júntate 300 muchachos de tu confianza y en rola que con esos alzas

diles que le llevas la gente que les prometí

lo demás ya sabrás tú cómo manejarlo

y del dinero que les digo

también se los entregó

te voy a dar 10 pesos para cada uno

ahí nomás para sus gastos más urgentes

él dice es que el resto está equivocado y a su disposición

no es conveniente cargar tanto dinero andando en esos trajines

entre paréntesis

me gustaría el ranchito de la puerta de piedra

pues es tuyo desde ahorita

le vas a llevar un recado a licenciado gerardo trujillo

de comala

allí mismo pondrá a tu nombre la propiedad

qué dices damas

sony se ha preguntado patrón

aunque con eso sí en eso yo haría esto por puro gusto

como usted no me conociera

de cualquier modo se lo agradezco

la vieja tendal - content detenerse mientras yosu en contra

aire pasada reato unos cuantos vascas

a ese rancho lo que le falta es movimiento

no importa que sean seguros es

tesco que de las que quieras y las que están tres pueda cuidar tu mujer

y volviendo a nuestro asunto

procura no alejarse mucho de mis terreno

por eso de que si vienen a otros que vean el campo ya ocupado

impermeable década que puedas o tengas alguna novedad

esperemos que hacer

qué es lo que dice juan preciado

dice que ella escondía sus pies entre las piernas de él

sus pies helados como piedras frías

kelly se calentaban como en un horno donde se adora el pan

dice que le mordía los pies

diciéndole que eran como pandorado en el horno

que dormía cusco cada

metiéndose dentro de él

perdida en la nada al sentir que se quebraba su cargo

que se abría como un surco abierto por un clavo ardiendo sobre

luego tibio

luego dulce

cuando golpes duros contra su carne blanda sumiéndose

sumiéndose más hasta el g20

pero que le había dolido más su muerte

eso dice

a quién se refiere

alguien que murió antes que ella seguramente

pero quien pudo ser

no sé

dice que la noche en la cual él tardó en venir sintió que había regresado ya

muy noche

quizá además de coca

lo noto apenas

porque sus pies

que habían estado solos y fríos

parecieron en volver a escena

que alguien desenvolvían algo que les daba calor

cuando despertó los encontró aliados en un periódico que ella había estado

leyendo mientras lo esperaba

quique había dejado caer al suelo cuando ya no pudo soportar el sueño

y que allí estaban sus pies envueltos en el periódico

cuando vinieron a decirle que él había muerto

se ha de haber roto el cajón donde la enterraron

porque se oye como un crujir de tablas

yo también lo soy

esa noche volvieron a sucederse los v

porque ese recordar intenso de tantas cosas

por qué no simplemente la muerte

y nuestra música tierna del pasado

florencio muerto sra

que largo era aquel hombre que alto

y su voz era dura

seca como la tierra más cerca

y su figura era borrosa

con seis hubo roces después

mussi entre ella y él se interpusiera la lluvia

que había dicho

florencio

de cualquier orden se hablaba del miño

porque es mayor en viene y entonces en lágrimas para enjuagar m angustia

señor tú no existes

te pedí tu protección para él

que me lo cuidara haces o te perdí

pero tú te ocupas nada más de las almas

y lo que yo quiero de l su cuerpo

desnudo y caliente de amor

iré viendo de deseos estrujando el temblor de mis senos y de mis brazos

y cuerpo transparente suspendido del suyo

y cuerpo liviano sostenido y suelto a sus fuerzas

qué haré ahora con mis labios sin su boca para llenarlos

quiere de mis favoritos latinos

mientras susana san juan se revolvía inquieta

de pie

junto a la puerta

pedro páramo la miraba y contaba los segundos ya que el nuevo sueño que ya

duraba mucho

el aceite de la lámpara que es porque agua

y la llama así a cada vez más débil su par paz de ee uu

pronto se apagaría

si al menos fuera dolor lo que sintiera ella

y nuestros sueños sin sosiego

esos interminables y agotadores sueños

él podría buscarle algún consuelo

así pensaba pedro páramo

fiscal avistan susana san juan

siguiendo cada uno de sus movimientos

qué sucedería si ella también se apagará cuándo se apagará la llama de

que ya débil luz con que el avión

después salió cerrando la puerta sin hacer ruido

afuera

el limpio aire de la noche despegó de pedro páramo la imagen de susana san

juan

ella despertó un poco antes del amanecer

su porosa

tiró al suelo las pesadas cobijas

y se deshizo hasta del calor de las sábanas

por entonces su cuerpo se quedó desnudo

refrescado por el viento de la madrugada

suspiró y luego volvió a quedarse dormida

así fue como la encontró

horas después

el padre rentería

desnuda y dormir

sabe don pedro que derrotaron al tío cuate

sé que hubo alguna balacera noche porque se estuvo yendo el alboroto

pero de ahí en más no sé nada

quien ve con todo eso gerardo

quedaron unos heridos a comala

y mujer ayudó para eso de los vendajes

dijeron que eran de la gente de damas

y que habían tenido muchos muertos

parece que se encontraron con unos que se dicen visistas

que cara y ser

soy bien de llegar tiempos malos y tú qué piensas hacer

me voy a completar

a sayula

allá volveré a establecerme

steve los abogados tienen esa ventaja

pueden llevarse su patrimonio en todas partes mientras no le rompan el hocico

ni creado un pedro

siempre nos andamos creando problemas

además duele dejar a personas como usted

y las diferencias que han tenido para con unos extraños

y por fin de nuestro mundo a cada rato'

si es válido decir

dónde quiere que le dé que los papeles

no los dejes

llévatelos

porque no puede seguir encargado de mis asuntos allá donde vas

agradezco su confianza dumper

agradezco sinceramente

en que hago la salvedad de que me será imposible

ciertas irregularidades

digamos

testimonios que nadie sin usted debe conocer

pueden prestarse malos manejos en caso de llegar a caer en otras manos

lo más seguro es que estén con usted

dice el bien general

déjalos aquí

los que mare

compa plc o sin ellos quién me puede discutir la propiedad de lo que tengo

indudablemente nadie compre

con su permiso

p con dios quiera

qué dijo usted

digo que dios te acompañe

el licenciado gerardo trujillo salió despacio

estaba ya viejo

pero no para dar esos pasos tan cortos tanzim ganas

la verdad

es que esperaba una recompensa

había servido con lucas que en paz descanse

padres de tom peters

después adompretur y todavía

luego miguel

hijo de romper

la verdad es que esperaba una compensación

una retribución grande y valiosa

le había dicho a su mujer

voy a despedirme de don pedro

sé que me gratifica

estoy por decir que con el dinero que él me dé nos establecemos bien en

sayula y viviremos holgadamente el resto de nuestros días

porque las mujeres siempre tienen un adn

reciben avisos del cielo quito

ella no estuvo segura de que con siquiera algo

tendrás que trabajar muy duro allá para levantar cabeza

de aquí no sacar a aznar

por qué lo dices

siguió andando hacia la puerta

atento a cualquier llamado

seis grados

lo preocupado que estoy no me ha permitido pensar en ti

pero yo tenemos favores que no se pagan con dinero

recibe esto

es un regalo insignificante

pero el llamado no vino

cruzó la puerta

y de salud o el bozal con que su caballo estaba amarrado al oro con

subió a la silla

al pazo

tratando de no alejarse mucho para abrir si lo llamaban

camino hacia comala sin desviarse del camino

cuando vio que la media luna se perdió detrás de él

sería mucho rebajar a messi le pidieron presta

tom perder

he regresado pues nos fue satisfecho conmigo mismo

bustos o seguiré llevando sus asuntos

lo dijo

sentado nuevamente en el despacho de pedro páramo

donde había estado lo hacían y medio

está bien caravedo ahí están los papeles donde tú nos pusiste

ese día también

los gastos por el traslado

un mínimo adelanto de honorarios

algo extra por si éste lo tiene a bien

500

no podría ser un poco digamos

un poquito más

te conformas con mil

y si fueran cinco

5 que

cinco mil pesos

no los tengo

tú bien sabes que todo está invertido tierras animales

tú lo sabes

llévate mil

no creo que necesite es más

se quedó meditado

la cabeza caída

hoy y el tintineo de los presos sobre el escritorio donde pedro páramo contaba

el dinero

se acordaba de san lucas que siempre le quedó a deber sus honorarios

ya tom pedro quiso cuenta nueva

de miguel su hijo cuantos motor nos le había dado ese muchacho

lo libró de la cárcel cuando menos unas 15 veces

cuando no hayan sido más

y el asesinato que cometió con aquel hombre

como se apellidaba

rentería eso es

el muerto llamado rentería al que le pusieron una pistola en la mano

lo asustado que estaba en mi gente

aunque después le diera risa

eso nomás

cuánto le hubiera costado a don pedro si las cosas hubieran ido hasta ya hasta

lo legal

y lo de las violaciones que

cuántas veces él tuvo que sacar de su misma bolsa el dinero para que ellas le

echaran tierra al asunto

parte de buenas que vas a tener un hijo vuelito

les decía

aquí tienes que dar

cuidarlos muy bien porque no retorno

p todavía estaban sus cavilaciones

respondió

tampoco los muertos retorno

y agregó

desgraciadamente

faltaba mucho para la maleza

el cielo estaba lleno de estrellas

cordas hinchadas de tanta noche

la luna había salido un rato y luego se había ido

era una de esas lunas tristes que nadie mira

a las que nadie a secas

estuvo un rato allí desfigurada sin dar ninguna luz

y después fue esconderse detrás de los actos

lejos

perdido en la oscuridad

si hoy día el bramido de los toros

esos animales nunca duerme

hijo damian a cisneros

nunca duerme

son como el diablo que siempre anda buscando almas para llevárselas a

limpiar

silvio vuelta en la cama

acercando la cara a la pared

entonces oyó golpes

retuvo la respiración abrió los ojos

volvió a oír tres golpes secos

como si alguien tocara con los frutos de la mano en la paz

no aquí

junto a ella

si no más lejos

pero en la misma pared

válgame

si no serán los tres toques de san pascual bailón que viene avisarle

algún de voto suyo que ha llegado la hora de la muerte

y como ella había perdido el novenario desde hacía tiempo

a causa de su reúnas

no se preocupó

pero le entró miedo

y más que miedo

curiosidad

se levantó del catre sin hacer ruido

y se asomó a la ventana

los campos estaban

sin embargo

lo conocía tan bien

que vio cuando el cuerpo enorme de pedro páramo se columpiaba sobre la ventana

de la chacha margarita

alak que comprenderlo

dijo de amia

no se le quita al hogar pero

lo que no entiendo es porque le gusta hacer las cosas tan escondidas

con habérmelo avisado yo lo hubiera dicho a la margarita que el patrón la

necesitaba para esta noche

quién lo hubiera tenido ni la molestia de levantarse de su cama

cerró la ventana a la vida y obra mido de los toros

se echó sobre el católico bijan 12 hasta las orejas

y luego se puso a pensar en lo que le estaría pasando a la chacha margarita

más tarde tuvo que quitarse el camisón porque la noche comenzó a ponerse

calurosos

damiana

entonces ella era muchacho

ábreme la puerta damiana

el temblaba el corazón como si fuera un sapo brincando el entre las costillas

pero para que patrón

a abrirme damiana

pero si ya se dormirá patrón

después sintió que don pedro se iba por los largos corredores

dando aquellos zapatazos que sabía dar cuando estaba corajudo

a la noche siguiente

para evitar el disgusto

dejó la puerta entornada y hasta se desnudó para que el mem contra la

dificultad

pero pedro

páramo jamás regresó con ella

por eso ahora

cuando era la caporal a de todas la siguiente al de la media luna

por haber aceptado a respetar

que estaba ya vieja

todavía pensaban aquella noche cuando el patrón le dijo

ábreme la puerta damiana

y se acostó pensando en lo feliz que sería estas horas la tacha margarita

después volvió a oír otros golpes

pero contra la puerta grande

como si la estuvieran aporreando culatas

otra vez abrió la ventana y se sumó a la noche

no veía nada

aunque le pareció que la tierra estaba llena de estupor es

como cuando ha llovido dicen china de gusanos

sentía que se levantaba algo así como el calor de muchos hombres

fui yo el croar de las ranas

los grillos

la noche quieta del tiempo de aguas

luego volvió a oír los culatazos aporreando la puerta

una lámpara regó su luz sobre la cara de algunos hombres

después se apagó

son cosas que a mí no me interesa

dijo damián a cisneros

y cerró la venta

supe que te habían derrotado damásio

porque te dejas hacer eso

le informaron mal patrón

a mí no me ha pasado nada

tengo mi gente enterita

l trago 700 hombres y otros cuantos arrimados

lo que pasó es que unos pocos de los viejos

ocurridos de estar ociosos

se pusieron a disparar contra un pelotón de pelones que resultó ser

todo un ejército

phyllis ha sabido este

y de dónde salieron esos

quieren del norte

arriando parejo con todo lo que encuentra

parece según se ve

que andan recorriendo la tierra

planteando todos los terrenos

son poderosos

eso ni quién se los quita

y por qué no te juntas con ellos

ya te he dicho que hay que estar con el que vaya ganando

yo estoy con ellos

entonces para qué vienes a verme

necesitamos dinero patrón

ya estamos cansados de comer carne ya ni se nos antoja

nadie nos quiere fiar

por eso venimos para que éste nos provea y no nos veamos urgidos de

robarle a nadie

en verano remotos no nos importaría darle un entre los vecinos pero

aquí todos estamos emparentados y no remueve de robar

el primero lo que necesitamos para marcar aunque sin abordar con chile

estamos hartos de comer carne

ahora te me vas a poner exigente damásio

en ningún modo patrón

estoy abogando por los muchachos por mí ni me apuro

está bien que te comías por tu gente

pero sonsacarles a otros lo que necesitas

yo ya pedí

confórmate con lo que tenía

y este no es un consejo ni mucho menos pero no se te ha ocurrido a saltar con

tula

para qué querés que andas de la revolución

si vas a pedir limosna esas atrasados

valía más que mejor que te fueras con tu mujer a cuidar a gallinas

fecha te sobra algún pueblo

situándose arriesgando el pellejo porque diablos no van a poner otros algo

de su parte

control hasta que hierve de ricos

quítale es tantito de lo que tienen

o acaso creen que tú eres upyd mama y que éstas para cuidarle sus intereses

no damásio

arles ver que no andas jugando ni divirtiéndote

tales un pegue a verás cómo sales con centavos de este mito

creo que sea patrón

p usted siempre sacó algo de provecho

pasquet aprovechó

pedro páramo miró como los hombres el iva

sintió desfilar frente a él el trote de caballos oscuros confundidos con

humanos

el sudor y el polvo

el temblor de la tierra

cuando vio los cocuyos cruzando otra vez mucho más

se dio cuenta de que todos los hombres se habían ido

quedaba el

como un tronco duro comenzando a desgajarse por diente

pensó en susana san juan

pensó en la muchachita con la que acampaba de dormir apenas un rato

aquel pequeño cuerpo azorado y tembloroso que parecía iba a echar

fuera su corazón por la boca

puñadito de carne

y si había abrazado a ella tratando de convertirla en la carne de susana san

juan

una mujer que no era triste

en el comienzo del amanecer

el día va dándose vuelta

ap abusos

casi se oyen los costos de la tierra que giran en mues hijos

la vibración de esta tierra vieja que vuelca su oscuridad

verdad que la noche está llena de pecados justina

si susana

y es verdad

debe serlo susana

y qué crees que es la vida justina sino un pecado

noailles

noyes como rechina la tierra

no susana

no alcanzó a huir nada

mi suerte no es tan grande como la fusta

que asombraría xx'

te digo que te asombra vías de oír lo que yo he ido

justina siguió poniendo orden en el cuarto

repasó una y otra vez la jerga sobre los tablones húmedos del pis

limpió el agua del florero

recogió las flores

usó los vidrios en el balde lleno de agua

cuántos pájaros han matado en tu vida justina

muchos susana

y no ha sentido tristeza

si susana

entonces qué esperas para morir

la muerte de susana

si es nada más eso ya vendrá

no te preocupes

susana san juan estaba incorporada sobre sus almohadas

los ojos inquietos

mirando hacia todos lados

las manos sobre el vientre

prendidas a su vientre comuna concha protectora

había ligeros un virus que cruzaban como alas por encima de su cabeza

y el ruido de las poleas en la noria

el rumor que hace la gente al despertar

tu crees en el infierno justina

si susana

y también en el cielo

yo sólo creo en el infierno

y cerró los ojos

cuando salió justina del cuarto

susana san juan estaba nuevamente dormida ya fuera chisporrotea avales

se encontró con pedro páramo en el camino

cómo está la señora

le dijo agachando la cabeza

se queja

no señor no se queja de nada

pero dicen que los muertos ya no se queja

la señora está perdida pacto

no ha venido el padre rentería verla

anoche vi novela confesó

hoy debía de haber comulgado pero no debe estar en gracia porque el padre

rentería no le ha traído la comunión

dijo que lo haría hora temprana y ya ve usted

el sol y hasta aquí no ha venido

no debe estar en gracia

gracia de quién

de dios señor

no seas tonta justina

como este lo diga señor

pedro páramo abrió la puerta y se estuvo junto a ella

dejando que un rayo de luz cayera sobre susana san juan

vio sus ojos apretados como cuando se siente un dolor interno

clavó come decida entreabierta y la sabana haciendo recorridas por manos

inconcientes hasta mostrar la desnudez de su cuerpo que comenzó a reforzarse

en convulsiones

recorrió el pequeño espacio que lo separaba de la cama y cubrió el cuerpo

desnudo

que sigue debatiéndose como un gusano

palmos cada vez más violentos

se acercó a su oído y le habló

susana

y volvió a repetir

susana

se abrió la puerta y entró el padre rentería en silencio

moviendo brevemente los lados

te voy a dar la comunión hija mía

esperó a que pedro páramo la levantará recusando la contra el

respaldo de la caja

susana san juan

semidormida

estiró la lengua y se tragó la hostia

después dijo

hemos pasado un rato muy feliz flores

y se volvió a hundir entre la sepultura de susa

vea usted aquella ventana

peña fausta

bryan la media luna donde siempre ha estado prendida la luz

no angels

no veo ninguna ventaja

es que ahorita se ha quedado stur as

no estará pasando algo malo en la medialuna

hace más de tres años que estamos a desalentar la noche tras noche

dicen los que han estado allí

que es el cuarto donde habita la mujer de pedro páramo

la pobrecita local que le tiene miedo a la oscuridad

ahora mismo se ha pagado la luz

no será un mal suceso

tal vez haya muerto

estaba muy enferma

y sin que ella no conocía la gente

iris que hablaba sola

buen castigo al haber soportado pedro páramo casándose con esa mujer

pobre del señor popper

nos causa él se lo merece

eso y más

la ventana silla oscuras

ya ves que tranquila esa ventana y vámonos a dormir que es muy noche para

que este par de viejas andemos sueltos por la calle

y las dos mujeres que salían de la iglesia muy cerca de las 11 de la noche

se perdieron bajo los arcos del portal

mirando cómo la sombra de un hombre cruzaba la plaza en dirección de la

media

hoy a doña fausta

no sé la figura que el señor que valles en doctor valencia

así parece

aunque estoy tan seca tona que no lo podría reconocer

acuérdese que siempre viste pantalones blancos y saco negro

yo le apuesto a que está aconteciendo algo malo en la medialuna

y mire lo recio que va

como si lo corretear a la prisa

con tal de que no sea de verdad una cosa grave

me dan ganas de regresar

y decirle al padre rentería que se dé una vuelta por allá

no vaya a resultar que ese infeliz muera sin concesión

ni lo pienses

y lo quiera dios

después de todo lo que ha sufrido en este mundo

nadie desearía que se fuera sin los auxilios espirituales

y que siguiera penando en la otra vida

aunque dicen los aborígenes que los locos no les vale la concesión

y aún cuando tengan la lme impura son inocentes

eso sólo dios lo sabe

mire usted

yacía muerto a prender la luz en la venta

ojalá todo salga bien

imagínense en que parar y el trabajo que nos hemos tomado todos estos días

para arreglar la iglesia

y que luzca bonita hora para la natividad

si alguien se muere en esa casa

con el poder que tiene don pedro

nos desbarataría la función en un santiamén

a usted siempre se le ocurre lo peor doña fox

el cual haga lo que yo

encomiende lo toda la divina providencia recele un ave maría la virgen y estoy

segura que nada va a pasar de hoy a mañana

ya después que se haga la voluntad de dios

al fin y al cabo ya no debe estar tan contento en esta vida

créame ángeles

usted siempre me reponerla

voy a dormir y llevándome el sueño estos pensamientos

dicen que los pensamientos de los sueños van derechito al 100

ojalá que los niños alcancen esa altura

los veremos mañana

hasta mañana fados

las dos viejas puerta de por medio se metieron en sus casas

el silencio volvió a cerrar la noche sobre el cual

tengo la boca llena de tierra

sí padre

no digas y padre

repite conmigo lo que voy yo vaya diciendo

que yo sepa decirme

no va a conversar otra vez

porque otra vez

esta no será una confesión susana

sólo vine a platicar contigo

a prepararte para la muerte

no voy a morir

sí ja

porque entonces no me dejan paz

tengo ganas de descansar

y han de haber encargado que viniera quitarme el sueño

que se estuviera aquí conmigo hasta que se me fuera el sueño

que haré después para encontrarlo

nada padre

por qué mejor no se va y me deja tranquila

c dejar en paz susana

conforme vayas repitiendo las palabras que yo diga

seguirás quedando dormida

entidades como si tú misma te arrodillas

y ya que te duermas nadie te despertará

'nunca volverás a despertar

está bien padre

haré lo que usted diga

el padre rentería sentado en la orilla de la cam han puesto en las manos sobre

los hombros de susana sanz

con su boca casi pegada a la oreja de ella para no hablar fuerte

encajaba secretamente cada una de sus palabras

tengo la boca llena de tierra

luego se detuvo

trato de ver si los labios de ellas se movían

y los vio balbucir aunque sin dejar salir ningún sonido

tengo la boca llena de kiss

detuvo k

tus labios apretados

duros como si mordieran oprimiendo mis labios

se detuvo también

pido de reojo al padre rentería

y lo vio lejos

como si estuviera detrás de un vidrio empañado

luego volvió a oír la voz calentando su móvil

tragó saliva espumosa

más tigo terrones plagados de gusanos psm anudan en la garganta

y raspar la pared del paladar

y boca se hunde

retorciéndose en muecas perforada por los siguientes que la taladran y devoran

la nariz se reblandece

la gelatina de los ojos o derrite los cabellos arden en una sola y amargada

le extrañaba la actitud de susana san juan

hubiera querido adivinar sus pensamientos

y ver la batalla de aquel corazón por retrasar las imágenes que él estaba

sembrando dentro de ella

le miró a los ojos y ella le devolvió la mirada

y le pareció ver como si sus labios forzarán una sonrisa

aún falta más

la visión de dios

la luz suave de su cielo infinito

el gozo de los club inglés y el canto de los serafines alegría de los ojos de

dios su última y fugas visión de los condenados a la pena interna

y no sólo eso sino todo conjugado con un dolor terrenal

el tuétano de nuestros huesos convertido en lumbre y las venas de

nuestra sangre ni los de fuego

haciéndonos da reparos e increíble dolor

no menguaron un k

atizado siempre por la ira del sr

él me cobija o entre sus brazos

negaba amor

el padre rentería repasó con la vista las figuras que estaban alrededor de él

esperando el último momento

cerca de la puerta

pedro páramo aguardaba con los brazos cruzados

enseguida el doctor valencia

y junto a ellos otros señores

más allá

en las sombras

un puño de mujeres a las que se les hacía tarde para comenzar a rezar la

oración de tiff

tuvo intenciones de levantarse

dar los santos óleos de la enferma y decir

he terminado

no había terminado todavía

no podía entregar los sacramentos a una mujer sin conocer la medida de su

arrepentimiento

le entraron dudas

quizá ella no tenía nada de qué arrepentirse

tal vez él no tenía nada de qué perdonarla

se inclinó nuevamente sobre ella

y sacudiendo de los hombros le dijo en voz baja

bashir a la presencia de dios

y su juicio es inhumano para los pecadores

luego se acercó otra vez ha subido pero ella sacudió la cabeza

ya váyase padre

no se mortifique por mí

estoy tranquila y tengo muchos sueños

soy yo el sollozo de una de las mujeres escondidas en la sombra

entonces susana san juan pareció recobrar de vida

se alzó en la cama y dijo

justina

adm el favor de eta y orar a otra parte

después sintió que la cabeza se le clavaba en el vientre

trató de separar el vientre de su cabeza

y hacer a un lado a que el vientre que le apretaban los ojos y le cortaba la

respiración

pero cada vez se por cava más

como si siguieran la noche

yo vi morir a doña susana

qué dices dorotea

lo que te acabo de decir

al alba

la gente fue despertada por el repique de las campanas

era la mañana del 8 de diciembre

una mañana gris

no fui a pero gris

el repique comenzó con la campana mayor

la siguieron las demás

algunos creyeron que llamaban para la misa grande

y empezaron a abrirse las puertas

las menos

sólo aquellas donde vivía gente desmañanada

que esperaba despierta que el toque del alba les avisará que ya había

terminado la noche

pero el repique duró más de lo debido

ya no sonaban sólo las campanas de la iglesia mayor

sino también las de la sangre de cristo las de la cruz verde y tal vez las del

santuario

llegó el mediodía y no se sabe el repique

llegó la noche

y del día y de noche las campanas siguieron tocando todas por igual

cada vez con más fuerza

hasta que aquello se convirtió en un lamento rumoroso de sonidos

los hombres gritaban para oír lo que querían decir

qué habrá pasado

se preguntaba

a los tres días todos estaban sordos

hacerse imposible hablar con aquel sun vido de que estaba lleno a la iss

pero las campanas seguían

seguían algunas ya cascadas

con un sonar a hueco como de cantar

se ha muerto ya susana

muerto

la sra

la tuya

la de pedro páramo

comenzó a llegar gente de otros ojos

atraída por el constante repite

de contla venían como en peregrinación

y aún de más lejos

quién sabe de dónde pero llegó un circo con volantines y sillas voladoras

músicos

se acercaban primero como si fueran mirones y al rato ya se habían

avecindado

de manera que hasta hubo 70 as

y así poco a poco la cosa se convirtió en fiesta

comala hormigueo de gente de jolgorio y de ruidos

igual que en los días de la función en que costaba trabajo dar un paso por el

pueblo

las campanas dejaron de tocar

pero la fiesta siguió

no hubo modo de hacerles comprender es que se trataba de un duelo

de días de duelo

no hubo modo de hacer que se fuera

antes

por el contrario

siguieron llegando más

la media luna estaba sola

en silencio

se caminaba con los pies descalzos

se hablaba en voz baja

enterraron a susana san juan y pocos en coma las de enterar

allá había fe

si jugaba los gallos y hoy a la música

los gritos de los borrachos y de las loterías

hasta acá llega la luz

que parecía una oriola sobre el cielo gris

porque fueron días y te dices

tristes para la media luna

don pedro no hablaba

no salía de su cuarto

juró vengarse de comala

la cruzada de brazos y comala se morirá de hambre

y así lo hizo

el tico ate siguió viniendo

ahora somos carrancistas

esta vez

andamos con mi general obregón

esta vía

allá se ha hecho la paz

andamos sueltos

no des armes a tu gente esto no puede durar mucho

se ha levantado en armas el padre rentería

nos vamos con él o contra él

eso ni se discute

ponte al lado del gobierno

pero si somos irregulares

nos consideran rebeldes

entonces vete a descansar

con el vuelo que llevó

al lo que quieras entonces

mire a reforzar al padrecito

me gusta cómo gritan

además debo ganada la salvación

haz lo que quieras

pedro páramo estaba sentado en un viejo equipal

junto a la puerta grande de la media luna

poco antes de que se fuera la última sombra de la noche

estaba solo

quizá desde hacía tres horas

no dormía

se había olvidado del sueño y del tiempo

los viejos dormimos

halpern

nacido estamos pero sin dejar de pensar

a veces

eso es lo único que me queda por hacer

después

españa dio en voz alta

no tardaría

notar

y siguió

hace mucho tiempo que te fuiste susana

la luz se ve igual entonces que ahora

no tan bermeja

pero era la misma pobre luz sin luna en vuelta en el paño blanco de la neblina

que hay ahora

era el mismo momento

yo aquí junto a la puerta mirando el amanecer y mirando cuando te ibas

siguiendo el camino del cielo por don del cielo comenzaba a abrirse el luces

alejándote

cada vez más extendida entre las sombras de la tierra

fue la última vez que te vi

pasaste rozando con tu cuerpo la ramas del paraíso que está en la vereda

y te llevaste con tu aire sus últimas hojas

luego desaparecidas

te dije

regresó a susana

pedro páramo siguió moviendo los labios

susurrando palabras

después cerró la boca y entre abrió los ojos

en los que se reflejó la débil

claridad del amanecer

a mansilla

a esa misma hora

la madre de gamaliel villalpando

doña inés barría la calle frente a la tienda de su hijo

cuando llegó

y por la puerta entornada

se metió abundio martínez

se encontró al gamaliel dormido encima del mostrador con el sombrero

cubriéndole la cara para que no lo molestaran las moscas

tuvo que esperar un buen rato para que despertara

tuvo que esperar a que lo lleven exterminar a la faena de barrer la calle

viniera picard en las costillas a su hijo con el mango de la escoba y le

dijera

aquí tienes un cliente

levántate

el-gamal y encender eso de mal genio dando coruñés

tenía los ojos colorados de tanto desvelarse de tanto acompañar a los

borrachos

emborrachándose con él

ya sentado sobre el mostrador

maldijo a su madre

se mal dijo a sí mismo y maldijo infinidad de veces a la vida que valía

un puro carajo

luego volvió a acomodarse con las manos entre las piernas

y se volvió a dormir todavía para follar ndo maldición

yo no tengo la culpa de que a estas horas anden sueltos los borrachos

el pobre de mi hijo

disculpa la mundial

el pobre se pasó la noche tendiendo a los viajantes que se picaron con las

copas

qué es lo que te trae por aquí tan de mañana

se lo dijo a gritos porque abundio era sordo

pues nada más un cuartillo de alcohol del que estoy necesitado

éste volvió desmayarla refugio

si no murió ya a madrid villa

anoche mismito muy cerca de las 11

de con que hasta vendí mis burros hasta eso vendí porque son aliviar

no oigo lo que estás diciendo

bueno estás diciendo nada que es lo que dices

que me pasé la noche velando a la muerta hala refugio

lejos de resultar anoche

con razón mi oliva muerto

fíjate que hasta yo le dije al gamaliel

me huele que alguien se murió en el pueblo

mi caso me hizo con eso de que tuvo que congeniar con los viajantes empobrece un

borracho

y tú sabes que cuando estaba en ese estado todo le da risa en el caso le

hace a una

pero qué me dices

y tienes convidados para el velorio

ninguno magrebí

para eso quiero el alcohol

para curarme la pena

no quieres puro

si madre villa con borracha armas

pronto

y que me lo rápido que llevo prisa

te daré dos de xilitla es por el mismo precio y por ser para ti

de diciembre zanja y funky que aquellos siempre la preside que me tome en cuenta

cuando llegué a la gloria

se llama de villa

díselo antes de que se acabe bien fría

se lo diré

yo sé que ella también cuenta con usted para que se ofrezca sus

oraciones

con decirle que se murió compungida porque no hubo ni quien lo seguía

no fuiste a ver al padre rentería

télam informaron que han dado en el cerro

kim cual se ha roto

pues por esos andurriales

usted sabe que andan en la revuelta

de modo que también él

pobres de nosotros agúndez

a nosotros que nos importa eso madre villa ni nos va ni nos viene

sírvame la otra

ahí como que se hace la disimulada al fin y al cabo él gamaliel estado

reunidos

pero no se te olvide pedirle a la refugio que ruega a dios por mí

que tanto lo necesita

no se mortifique

se lo diré llegando

casto le sacaré la promesa de palabras

por si es necesario

y para que éste se deje apuraciones

es homero debes hacer

porque tú sabes cómo son las mujeres

así que hay que exigirles el cumplimiento en seguida

abundio martínez dejó otros 20 centavos sobre el mostrador

de melo otro cuartillo madre villa

y si me lo quiere dar sobradito posó es cosa de usted

lo único que le prometo es que este cine le diré a beber junto a la difunta

y

junto a miku

bt pues

antes que se despierte mi hijo

le agrega mucho al genio cuando amanece después de una borrachera

dt volando y no se te olvide darle mi encargo a tu mujer

salió de la tienda dando estornudos

aquello era pura lumbre pero

como le habían dicho que si se subía más pronto

sorry un trago tras otro echándose a eren la vocal con la falda de la camimex

luego trató de ir derecho su casa donde lo esperaba la refugio

pero torció el camino y echó a andar kaiarriba saliéndose del pueblo por

donde me llevó la medida

cambia nada

te amo pedro páramo

ven a ver qué quieres y hombre que viene por el camino

abundio sigue avanzando

dando traspiés

agachando la cabeza y a veces caminando en cuatro patas

sentía que la tierra se retorcía

le daba vueltas y luego se le soltaba

él corría para agarrarla y cuando ya la tenía en sus manos se le volvía a

ir hasta que llegó frente a la figura de un señor sentado junto a una puerta

entonces es de tu

denme una caridad para enterrar a mi mujer

también asistieron rezaba

las asechanzas del enemigo malo líbranos señor

ya contaba con las manos haciendo la señal de la cruz

abundio martínez vio la mujer de los ojos azorados

poniéndole aquella cruz enfrente se estremeció

pensó que tal vez el demonio no había seguido hasta allí

y se dio vuelta esperando encontrarse con alguna mala figuración

al no ver a nadie repitió

tengo por una ayudadita para enterrar a mi muerta

celso le llegaba por la espalda

ese sol recién salido casi frío

desfigurado por el polvo de la tierra

la cara de pedro páramo se escondió debajo de las cobijas como si se

escondiera de la luz

mientras que los gritos de también a se veían salir más repetidos atravesando

los campos

se está matando a don pedro

abundio martínez sabía que aquella mujer gritaba

no sabía qué hacer para acabar con esos delitos

no le encontraba la punta sus pensamientos

sentía que los gritos de la vieja se debían estar oyendo muy lejos

quizá hasta su mujer los estuviera huyendo

porque a l taladraban las orejas aunque no entendía lo que decía

pensó en su mujer que estaba tendida en el catre solita ya en el patio de su

casa a dónde la había sacado para que se serenara y no sap estará pronto

la cuca

que todavía ayer se acostaba con él bien viva

retozando como una potranca y que lo mordía el de raspaba la nariz con su

nariz

la que le dio a que el hijito que se les murió apenas nacido dizque porque ya

estaba incapacitada

el mal de ojo y los fríos y la responderá y no sé cuántos males

tenía su mujer

según le dijo el doctor que fue a verla ya última hora

cuando tuvo que vender sus burros para traerlos hasta acá

por el cobro tan alto que le pidió

y de nada había servido

la cuca que ahora estaba ya wantán del relente

con los ojos cerrados ya sin poder ver amanecer

y este sol

y ninguno

ayúdenme

temen algo

pero ni siquiera el cio y yo

los gritos de aquella mujer lo dejaban sur

por el camino de comala se movieron unos puntitos negros

de pronto los puntitos se convirtieron en hombres y luego estuvieron aquí

cerca de él

damiana cisneros dejó de gritar

decís usufructo

ahora se había caído y abría la boca como si bostezar

los hombres que habían venido la levantaron del suelo

y la llevaron al interior de la casa

no le ha pasado nada usted patrón

preguntar

apareció la cara de pedro páramo que sólo movió la cabeza

desarmaron apuntilló que aún tenía el cuchillo y lleno de sangre en la mano

peteco nosotros le dijeron

de un buen día te has metido

y él lo siguió

antes de entrar en el pueblo les pidió permiso

se hizo a un lado y allí vómito una cosa amarilla como devils

chorros y chorros como si hubiera servido a 10 litros de agua

entonces le comenzó a arder la cabeza y sintió la lengua trabada

estoy borracho

regresó a donde estaban esperándolo

se apoyó en los hombros de ellos que lo llevaron a rastras

abriendo un surco en la tierra con la punta de los pies

hallaba tras

pedro páramo

sentado en su equipo al

miró el cortejo que se iba hacia el pueblo

sintió que su mano izquierda al querer levantarse

caía muerta sobre sus rodillas

pero no hay su caso de eso

estaba acostumbrado a ver morir cada día alguno de sus

vio cómo se sacudía el paraíso dejando caer sus hojas

todo se escogen el mismo camino todos se van

después volvió al lugar donde había dejado sus pensamientos

susana

luego cerró los ojos

yo te pedí que regresar

había una luna grande en medio del mundo

si no perdían los ojos mirando t

los rayos de la luna filtrándose sobre tu cara

no me cansaba ver esa aparición que eras tú

suave

restregado de luna

tuvo cabullona ada humedecida irisada de estrellas tu cuerpo transparentando son

el agua de la noche

susana

susana san juan

quiso levantar su mano para aclarar la imagen

pero sus piernas la retuvieron como si fuera de tierra

quiso levantar la otra mano y fue cayendo despacio

el dato

hasta quedar apoyado en el suelo como una muleta deteniendo su hombro después

a

esta es mi mujer

el sol se fue volteando sobre las cosas y les devolvió su forma

la tierra en ruinas estaba frente a él vacíe

el calor caldeaba su cuerpo

sus ojos apenas se movía

saltaban de un recuerdo a otro desdibujando el presente

de pronto su corazón se detenía y parecía como si también se detuviera

el tiempo

y el aire del artista

con tal de que no sea una nueva noche

pensaba él

porque tenía miedo de las noches que le llenaban de fantasmas la oscuridad

encerrarse con sus fantasmas

de eso tenía miedo

sé que dentro de pocas horas vendrá hundió con sus manos ensangrentadas a

pedirme la ayuda que le negué

y yo no tendré manos para tapar abre los ojos y no verlo tendré que oírlo

hasta que su voz se apague con el día hasta que se le muera su voz

sintió que unas manos me tocaban los hombros en de resort cuerpo endureciendo

soy yo don pedro

dijo damiana

no quiere que le traiga su almuerzo

pedro páramo respondió

fue para allá

y abogó hoy por

se apoyó en los brazos de damiana cisneros ahí se intentó de caminar

después de unos cuantos patos cayó

suplicando por dentro

pero sin decir una sola palabra

dio un golpe seco contra la tierra

y se fue desmoronando como si fuera un montón de piedras

The Description of Pedro Páramo - Juan Rulfo 4/4