Practice English Speaking&Listening with: Cantos de Maldoror - Canto cuarto - Conde de Lautréamont

Normal
(0)
Difficulty: 0

canto

cuarto

es un hombre de una piedra o un árbol el que va a dar comienzo al cuarto canto

cuando el pie resbalar sobre una rana

se experimenta una sensación de repulsión

pero cuando se roza apenas con la mano el cuerpo humano

la piel de los dedos se agrieta como las escamas de un bloque de mika que se

mce a martillazos

y así como el corazón de un tiburón que ha muerto hace una hora palpita

todavía sobre la cubierta con temas vitalidad

de igual modo

nuestras entrañas y agitan en toda su extensión mucho tiempo después del

contacto

tanto horror inspira el hombre a sus semejantes

es probable que al declarar esto me equivoqué

pero también es probable que diga la verdad

puedo prever y concebir una enfermedad más terrible que los ojos hinchados por

largas meditaciones sobre las extrañas características del hombre

pero aunque continuó buscando

no he podido dar con ella

no me creo menos inteligente que otros

y sin embargo

quien nos haría firmar que el éxito ha coronado mis investigaciones

buena mentira saldría de su boca

el antiguo templo de dendera está situado a una hora y media de la orilla

izquierda del nilo

falanges innumerables de avispas se han apoderado de las canaletas y de las

cornisas

revolotean alrededor de las columnas como las espesas ondas de una negra

cabellera

únicos moradores del frío pórtico

custodian la entrada de los vestíbulos como por un derecho hereditario

comparó el zumbido de sus alas metálicas con el choque e incesante de

los témpanos

precipitados unos contra otros durante el deshielo de los mares polares

pero si examinó la conducta de aquel a quien la providencia entregó el trono

en esta tierra

las tres alertas de mi dolor producen un murmullo más intenso

cuando de noche un cometa aparece súbitamente en una región del cielo

después de 80 años de ausencia

muestra a los habitantes de la tierra ya los criterios uco la brillante y

vaporosa

es indudable que no tiene conciencia de ese largo viaje

no pasa lo mismo contigo

acodado en la cabecera de mi lecho mientras la línea ventada de un

horizonte árido hizo

un brío se destaca vigorosamente en el fondo de mi alma

me sumerjo en su web miedos de compasión

y me avergüenzo del hombre

partido en

por el cierzo

el marinero

después de haber cumplido su cuarto nocturno

se apresura a volver a su hamaca

porque no tendré yo ese consuelo

la idea de que caído por propia voluntad

ambas kokomo mis semejantes

y de que tengo menos derecho que cualquier otro a lanzar lamentaciones

sobre nuestra suerte que nos mantiene encadenados a la costra endurecida de un

planeta

y sobre la naturaleza de nuestra alma perversa

me penetra como un

que lavó berbería

se conocen explosiones de grisú que han aniquilado familias enteras

pero sólo sufrieron una correcta agonía

porque la muerte es casi instantánea en medio de los escombros y los gases del

exterior

pero yo

existo eternamente como el basalto

tanto en la mitad como el comienzo de la vida

los ángeles se parecen a sí mismos

en cambio hace demasiado tiempo que no me parezco a mi mismo

el hombre y yo

encerrados en los límites de nuestra inteligencia como a veces un lago en un

cinturón de islas de coral

en lugar de unir nuestras respectivas fuerzas para defendernos de las ari del

infortunio

nos separamos con el estremecimiento de lobosillo

tomando dos caminos antagónicos como si nos hubiésemos seguido mutuamente con

la punta de una banca

diríase que el uno es conciente del desprecio que inspira al otro

impulsados por el móvil de una discutible dignidad

nos apresuramos a no inducir en error a nuestro adversario

cada uno se mantienen su sitio en que no ignore que será imposible conservar la

paz proclamada

pues bien

que miller la contra el hombre se eternice

ya que cada uno descubre en el otro su propia degradación

y ya que los dos

somos enemigos mortales

tantos y logró una victoria desastrosa

como si su cumpa oct

el combate será hermoso

yo sólo contra toda la humanidad

no utilizaré armas construidas con madera o hierro

apartaré con el pie las formaciones minerales extraídos de la tierra

la sonoridad

poderosa y seráfica del arpa

se convertirá por obra de mis textos

en un terrible talismán

en más de una emboscada

el hombre

simio sublime

a trávez adullah mi pecho con su lancha de pórfido

pero un uso al dado no exhibe sus heridas por gloriosos que sean

esta guerra terrible arrojará el dolor sobre ambos contendientes

dos amigos que procuran obstinadamente destruirse

curioso trama

dos pilares que no era difícil

pero tampoco probable

tomar por baobabs

se distinguían en el valle

con un tamaño superior

ale dos alfileres

en efecto

eran dos torres enormes

y aunque dos baobabs

al primer golpe de vista

no se parecen en nada dos alfileres

ni siquiera a dos torres

se puede afirmar sin temor a equivocarse que

manejando con habilidad los hilos de la prudencia

pues si esta afirmación estuviera acompañada de la menor

ista de incertidumbre

ya no sería una afirmación

aunque un mismo nombre designe a esos dos fenómenos del alma que presentan

eres demasiado netos para que se los

pueda confundir con ligereza

un baobab ap

no difiere tanto de un pilar como para hacer inconcebible la comparación entre

esas formas arquitecturales

hojeó métricas a una y otra

pony una ni otra

o más bien

formas elevadas y compactas

acabo de encontrar

no tengo la pretensión de sostener lo contrario

los epítetos apropiados para los sustantivos pilar

iba opa

y entiéndase bien

que no es inmenso cla de alegría y orgullo que lo hago notar a aquellos que

después de haber abierto los ojos

han tomado la loable decisión de recorrer estas páginas

mientras sara de la bujía

si es de noche

y mientras brilla el sol

si es de día

y hay que advertir además que aún cuando una potencia superior nos

ordenará en los términos más claramente precisos

arrojar a los abismos del caos la judicial esa comparación que todos han

podido sin duda saborear con impunidad

aún en ese caso

y justamente en ese caso

no debe perderse de vista este axioma primordial

los hábitos adquiridos en el transcurso de los años

los libros

el contacto con sus semejantes y el carácter inherente a cada uno que se

desarrollan rápido florecimiento

impondría al espíritu humano

el irreparable estigma de la recidiva en el empleo criminal

criminal si nos colocamos momentánea y espontáneamente en el punto de vista de

la potencia superior

de una figura retórica que más de uno de experiencia pero que muchos ponderan

si el lector encuentra esta frase demasiado larga

le pido que acepte mis excusas aunque sin esperar bajezas de mi parte

cueto tener defectos

pero no los agravar es por cobardía

mis razonamientos chocan a veces contra los cascabeles de la locura

y lab para y encía sería de lo que al fin de cuentas sólo es grotesco

aunque según ciertos filósofos sea difícil diferenciar al bufón del

melancólico

puesto que la vida misma es un drama cómico una comedia dramática

le está permitido a todo el mundo matar moscas

y hasta rinocerontes

a fin de distraerse de vez en cuando

fue un trabajo demasiado escabroso

para matar moscas

esta es la manera más expedita

aunque no quizás la mejor

se las aplasta entre los dos primeros versos de la mano

la mayor parte de los autores que han tratado este asunto a fondo

han llegado a la conclusión

muy verosímil

de que es preferible

en muchos casos

cortarles la cabeza

si alguien me reprocha el hablar de alfileres por ser un tema radicalmente

frívolo

que considere sin prejuicios

que los más grandes efectos los producen

a menudo

las más pequeñas causas

y para no alejarme demasiado del marco de esta hoja de papel

no se advierte que la curiosa fragmento literario que estoy por componer desde

el comienzo de esta estrofa

sería quizás menos gustado si tomará su punto de apoyo en una cuestión

espinosa de química o de patología interna

por lo demás

todos los justos están en la naturaleza

cuando al comienzo compare los pilares con los alfileres con tanta exactitud

por supuesto no imaginaba que un día habrían de reprochar medio

me basé en las leyes de la óptica

las que establecen que

mientras más alejado este el rayo visual de un objeto

más pequeña resulta la imagen reflejada en la retina

de este modo sucede que la inclinación de nuestro espíritu a la farsa

toma por una miserable salida ingeniosa lo que no es

la mayoría de las veces

en la intención del autor

sino una verdad importante proclamada solemnemente

ese filósofo insensato que estalla en carcajadas al ver a un haas no comiendo

un hijo

no inventó nada

los antiguos libros se relatan

con todos sus detalles

esa voluntaria y vergonzosa renuncia la humana nobleza

en cuanto a mí

no se reía

nunca he podido reír aunque lo he intentado en diversas oportunidades

aprender a reír es muy difícil

o más bien creo que un sentimiento de repulsión hacia tal monstruosidad

constituye una característica fundamental de mi temperamento

pues bien

fui testigo de algo más grande

vía único comerá sea un asno

y sin embargo

no me reí

con toda franqueza no se movió ni un músculo de mi poca

la necesidad de quebrar se apoderó de mí con tal fuerza

que mis ojos dejaron escapar a una lágrima

naturaleza

naturaleza

exclamaba yo soy yo' sando

el 'gavilán' destroza al gorrión

el libro se come al asunto

y la tenía devora al hombre

sin decidirme a seguir adelante

me pregunto a mí mismo si ya hablé del modo cómo se matan las moscas

si no es cierto

no es menos cierto que no he hablado de la destrucción de los rinocerontes

si algunos amigos pretendieran lo contrario

yo no nos escucharía

y recordar y a que el elogio y la adulación

son dos grandes piedras de escándalo

sin embargo

tal fin de tranquilizar a mi conciencia en lo posible

no puedo negarme a hacer notar que esta disertación sobre el rinoceronte

me arrastraría más allá de los límites de la paciencia y de la sangre

fría

por otra parte

desalentaría probablemente

tengamos hasta la abogacía de decir indudablemente

a las generaciones actuales

no haber hablado del rinoceronte después de la mosca

por lo menos

como excusa aceptable

debería haber mencionado sin demora

y no lo hice

estado misión impremeditada

que no asombraría aquellos que han estudiado a fondo las contradicciones

reales e inexplicables

que habitan los lóbulos que el cerebro humano

nada es indigno para una inteligencia grande y simple

el más mínimo fenómeno de la naturaleza

si en él hay misterios

se convertirá para el lúcido

hénin acota hable materia de reflexión

si alguien ve a un asno comer un hijo

cuba unido comer unas 1

estas dos circunstancias no se presentan con frecuencia

salvo en poesía

tened por seguro que después de haber reflexionado dos o tres minutos para

saber qué conducta asumir

abandonará el sendero de la virtud para echarse a reír como un gallo

además

no está del todo probado que los cayos habrán deliberadamente el fisco para

imitar al hombre haciendo una mueca tormenta

denominó mueca aquello que en las artes tiene el mismo nombre que en los humanos

el gallo no escapa a su naturaleza

no tanto por incapacidad como porro cuyo

enseñarles a leer y se revelarán

no es un logro que se extasía día ante su debilidad ignorante o imperdonable

oo execrable envilecimiento

como se asemeja a uno al acabar a cuando ríe

la serenidad de la frente desaparece para dar lugar a dos enormes ojos de

pescado que

no es deplorable

se ponen

abrill ar

como falsos

aunque a menudo me ocurrirá enunciará solemnemente las proposiciones más

bufonescas

no encuentro que eso se convierta en motivo suficientemente perentorio para

ensanchar la poca

no puedo contener la risa

le contestaré ix

aceptó esa explicación absurda

pero entonces que sea una risa melancólica

pero llorando al mismo tiempo

si no podéis llorar con los ojos

llorad

la poca

y si tampoco es posible

orina

pues he advertido que un líquido cualquiera es necesario

para atenuar la sequedad que producen sus partes laterales la risa

de líneas entidad hacia atrás

en cuanto a mí

no me dejaré confundir por los coloque oz burló bonesi los mugidos ex trabajan

tres de los que encuentran siempre algo que eres aprobar en una personalidad

que no se parece a la que ellos

por ser una de las innumerables variantes intelectuales que dios

sin apartarse del

tipo primordial

creó para gobernar las armazones o sillas

hasta la época actual

la poesía fue por mal camino

elevándose hasta el cielo guarras tram 12 por la tierra

ella ha desconocido los fundamentos de su existencia

y así hizo no sin razón

escarnecida por la buena gente

no supo ser modesta

cualidad la más bella que debe encontrarse en un ser imperfecto

yo quiero mostrar mis cualidades

pero no soy lo bastante hipócrita para ocultar mis defectos

la risa

el mal

el orgullo

la locura

aparecerán

alternando con la sensibilidad

y el amor

a la justicia

y servirán de ejemplo a la estupefacción

humana

todos

se reconocerán

no como deberían ser

si no cómo son

y quizás ese simple ideal

concebido por mi imaginación

llegué sin embargo a sobrepasar a todo lo que la poesía ha encontrado hasta el

presente de más grandioso y sacará

pues al dejar traslucir es el vicio en estas páginas

se creerá más en las virtudes que yo hago resplandecer

y cuya oreo la colocaré tan alto

que los mayores genios del porvenir me testimoniarán un sincero reconocimiento

de tal modo

la hipocresía será expulsada sin más trámites de mi morada

darán mis cantos una imponente por o beba de poderío

al despreciar así las opiniones consagradas

el cantar sólo para sí mismo

y no para sus semejantes

él no coloca la medida de su inspiración en la balanza humana

libre como la tempestad

le ha ocurrido en callar

un día

en las playas indómitos de su terrible voluntad

no teme a nadie

salvo a sí mismo

en sus combates sobrenaturales

atacará a con ventaja al hombre que al creador

como cuando el pez espada aún de su arma en el vientre de la ballena

maldito sea por sus hijos y por mi mano descarnada

aquel que persiste en no comprender los canguros implacables de la risa y los

piojos audaces de la caricatura

2 torres enormes

se distinguían en el payé

ya lo dije al comienzo

multiplicándolas por dos

el producto daba cuatro

pero yo no advertía claramente la necesidad de esa operación marítima

ética

pero seguí mi camino con la fiebre en el rostro

y exclamando continuamente

no me doy cuenta clara de la necesidad de esa operación aritmética

había oído un rechinar de cadenas

y dolorosos en lamentos

ojalá nadie encuentre posible

cuando pase por ese lugar

multiplicar las torres por dos para que el producto sea 4

hay quienes suponen que amo a la humanidad

como si yo fuera su propia madre

si la hubiera llevado nueve meses en mi perfumado cliente

por esa razón

no pasaré más por el valle donde se elevan las dos unidades del multiplican

una orca se levantaba sobre el suelo

a un metro de espesor

estaba suspendido por los cabellos un hombre

con los brazos atados a la espalda

le habían dejado las piernas libres para acrecentar sus sufrimientos

y para hacerle desear cualquier cosa que fueran lo puesto a la segura de los

brazos

la piel de la frente estaba tan tensa por el peso del colgado

que su rostro

perdida por las circunstancias de su expresividad natural

se parecía a la concresión pétrea de una escalada

había pasado tres días sufriendo ese suplicio

él amaba

quien me desatará los brazos

quien me desatará a los caprichos

me desarticuló con movimientos que sólo logran que la raíz de los

cabellos se separe cada vez más de mi cabeza

ni la ce

ni el hambre

son las causas principales que me impiden dormir

es imposible que mi existencia prolongue su duración más allá de los límites

de una hora

ojalá alguien me abra la garganta con un dije arroz filoso

y cada palabra era precedida y seguida de intensos a hull y tos

me precipité desde atrás del matorral donde estaba escondido

y me dirigí hacia el fantoche o trozo de tocino que se encontraba colgado

pero hete aquí que de lado puesto

llegaron bailando dos mujeres borracheras

una llevaba una bolsa y dos látigos de tiras de plomo

la otra

un barrilito lleno de alquitrán

y dos pinceles

los cabellos grises de la más vieja

flotaban al viento como los jirones de una vela desgarrada

y los tobillos de la otra

sonaban al chocar entre sí

como los coletazos de un atún en la toldilla de un barco

sus ojos brillaban contra matan

negra e intensa

que no creía al principio que esas dos mujeres pertenecieran a mi especie

se reían con aplomo tan egoísta

y su rasgo se inspiraban tanta repugnancia

que no dudé un solo instante de que estaba en presencia de los dos

especímenes

más horrorosos de la raza humana

volví a ocultarme detrás del matorral

y me estuve muy quieto

como la cantó forus serrat y cornisas que sólo muestra la cabeza fuera del

nido

ella se acercaban con la rapidez de la marea

aplicando el oído contra el suelo el sonido claramente perceptible me traía

las líricas sacudidas de su marcha

cuando los dos orangutanes hembras

llegaron bajo la horca

resoplaron durante algunos segundos

y exhibieron mediante ademanes grotescos

la magnitud realmente notable del estupefacción que experimentaron al

comprobar que nada había cambiado en estos lugares

el desenlace de la muerte conforme a sus deseos

no había sobrevenido

ni siquiera se dignaron levantara la cabeza para averiguar si la mortadela

seguía en el mismo lugar

una dijo

es posible que todavía respira es

tienes el cuero duro esposo bien amado

como cuando dos cantores en una catedral entonan alternadamente los versículos

de un salmo

la segunda siguió

entonces no quieres morir

hoy dijo encantador

dime cómo aceptó

seguramente por medio de algún maleficio

para ahuyentar a los buitres

a decir verdad tú armazón se ha vuelto tan escuálida

el céfiro la balancea como una linterna

cada una de ellas tomó un pincel y alquitrán o el cuerpo del col caso

cada una de ellas tomó un látigo y levantó el brazo

yo admiraba

era absolutamente imposible no hacerlo

con qué merziq a precisión las tiras de metal

el lugar de deslizarse por la superficie

como cuando se lucha con un negro y se realizan esfuerzos inútiles propios de

una pesadilla

para asier lo por los cabellos

penetraban gracias al alquitrán hasta la profundidad de las carnes

recorridas por surcos tan hondos como el obstáculo de los curiosos podía

razonablemente permitir

me resistí a la tentación de encontrar alguna voluptuosidad en este

espectáculo excesivamente curioso

0- profundamente cómico de lo que era dable esperar

y sin embargo

pese a la sec se lee en tres decisiones tomadas de antemano

cómo no reconocer la fuerza de esas mujeres

la musculatura de sus brazos

su habilidad

que consistía en acertar en las partes más sensibles

como el rostro y el bajo vientre

no será mencionada por mí

sino en caso de aspirar a la ambición de relatar la verdad

a menos que

aplicando mis labios uno contra otro

especialmente en dirección horizontal

aunque nadie ignora que es el modo habitual del gen del art

esta presión

prefiera guardar un silencio repleto de lágrimas y de misterios

cuya penosa manifestación sería impotente para ocultar

no sólo también como mis palabras

si no todavía mejor que ellas

pues no creo engañarme

aunque no es por cierto conveniente negar en principio

sopena de faltar a las reglas más elementales de la habilidad

las posibilidades hipotéticas de error

los resultados funestos ocasionados por el furor que desencadenan los ecos

metacarpo si las robustas articulaciones

aunque no se situará en el punto de vista del observador imparcial

y del moralista experimentado

es casi tan importante que yo sepa que no admito por lo menos enteramente esa

restricción más o menos engañosa

la duda

a este respecto

ya no tendría la facultad de extender sus raíces

pues yo no la creo por el momento

entre las manos de una potencia sobrenatural

y pérez sería inevitablemente

no de modo repentino quizás

por la falta de una sabía que llene las condiciones simultáneas de nutrición y

de ausencia de sustancias tóxicas

se da por sobreentendido

de no ser así no me lee hall

que eso lo pongo en escena el tímido personaje de mi opinión

lejos de mí sin embargo

la idea de renunciar a derechos que son incontestables

ciertamente

no es mi intentó combatir las filmaciones

en la que brilla un criterio de certeza

de que hay un modo más simple de entender este

consistiría

lo traduzco solamente en pocas palabras

pero que valen más de mí

henos discutir

lo cual es más falta más difícil de llevar a la práctica de lo que pueda

creer el común de los mortales

discutir es la palabra gramatical

y muchas personas encontrarán que no habría que contra decir sin un

voluminoso legajo de pruebas lo que acabó de asentar en el papel

pero la cosa difiere notablemente si se

viene en conceder a que el propio instinto emplea unas raras a casi nada

el servicio de su circunscripción

cuando formular juicios que parecerían de otro modo

tenerlo por seguro

de una audacia que orilla los límites de la fanfarronería

para cerrar este pequeño incidente

que sea despojado a sí mismo de su candela por una ligereza están

irremediablemente deplorable como pascal mente llena de interés

lo que cada cual no habrá dejado de verificar

la condición de haber examinado sus recuerdos más recientes

es conveniente

si posee facultades empero efecto equilibrio o mejor

si la balanza del idiotismo no supera por mucho al platillo en el cual

descansan los nobles y magníficos atributos de la razón

es decir

a fin de ser más claros

pues hasta ahora he sido sólo conciso

lo que algunos quizás no admitan a causa de mi extensión

la que sólo imaginaria pues cumple su objetivo de acosar con el escalpelo del

análisis a las positivas apariciones de la verdad

hasta en sus últimos reductos

si la inteligencia predomina suficientemente sobre las imperfecciones

bajo cuyo peso ha sido parcialmente sofocada por la costumbre

la naturaleza y la educación

es conveniente

repito por segunda y última vez pues afueras ha de repetirse acaba

muy a menudo no es falso

por no entender ese más

retornar con la cola entre las piernas

siempre que sea verdad que tengo una cola

al asunto de la matiko cimentado en esta estrofa

es útil que beba un vaso de agua antes de emprender la continuación de mi

trabajo

prefiero beber

a no beber ninguno

durante la casa de un negro cimarrón a través de la selva en un momento dado

todos los miembros de la expedición cuelgan su fusil de las leandras

y se reúnen a la sombra de un macizo para apagar la sed

y calmar el hambre en común

pero el alto dura sólo algunos segundos

la persecución se reanuda con encarne cimiento

y no tarden resonar

el al ahli

y lo mismo que el oxígeno se reconoce por la propiedad que posee

sin altanería

de reanimar una cerilla que presenta algunos puntos de ignición

así se reconocerá al cumplimiento de mi deber

en la urgencia que muestro por volver a la cuestión

cuando las mujeres se vieron en la imposibilidad de retener el ártico

que la fatiga hacía caer de sus manos

ellos pusieron juiciosamente final trabajo gimnástico que habían estado

ejecutando casi durante dos horas

y se retiraron con una alegría que no estaba desprovista de amenazas para el

porvenir

yo me dirigía hacia aquel que solicitaba mi auxilio con un ojo que la

hacían

pues la pérdida de su sangre era tanta que la debilidad le impedía hablar

en mi opinión era

aunque yo no fuese méxico

que la hemorragia se había declarado en el rostro y en el bajo vientre

y corte los cabellos con un par de tijeras

después de haberle soltado los brazos

él me contó que su madre lo había llamado a la noche será su cuarto

y le había ordenado que se desvistiera para pasar la noche con ella en su lecho

sin esperar una respuesta

la maternidad se había despojado de toda su ropa es

exhibiendo ante él los ademanes más impúdicos

que entonces él se retiró

además

por sus continuas negativas

se había atraído la cólera de su mujer

que acariciaba la esperanza de una recompensa si lograba inducir a su

marido al que prestará su cuerpo para satisfacer las pasiones de la vieja

ellas decidieron complotarse para colgarlo de una horca

preparada de antemano en algún paraje no frecuentado

y dejarlo perecer insensiblemente expuesto a todas las desgracias y a

todos los peligros

no fue sino después de maduras y numerosas reflexiones llenas de

dificultades casi insuperables

que habían logrado encauzar su elección hacia el refinado suplicio que

sólo encontró terminó gracias al socorro inesperado de mi intervención

las más vivas señales de agradecimiento

subrayaban cada expresión

y no dejaban de prestar a estas confidencias

su más significativo valor

lo traslade a la cabaña más próxima

pues acababa de perder el conocimiento

y no me alejé de los labriegos hasta que les dejé mi bolsa para que

suministrarán al herido los cuidados necesarios

haciéndoles prometer que prodigar y amantes dictado

como a su propio hijo

las muestras de una dedicación perseverante

avilés

les conté el episodio

y me dirigí hacia la puerta para retomar el camino

pero he aquí que después de haber hecho un centenar de metros

volví maquinalmente sobre mis pasos

entre de nuevo en la cabaña y

dirigiéndome a sus ingenuos propietarios exclamé

no no

no creáis que todo esto me conmueve

enseguida me alejé de fini tibán venta

pero la planta de los pies no podía apoyarse con firmeza

quizás cualquier otro no lo hubiera advertido

el lobo ya no pasó a más

bajo la orca que levantaron un día de primavera

las manos combinadas de una esposa y de una madre como en el momento en que su

imaginación hechizada la hizo emprender el camino de una comida ilusoria

al ver en el horizonte está negra cabellera balanceada por el viento no se

dio a la fuga era eso de la inercia y emprendió la fuga con una velocidad

incomparable

habrá que admitir en ese fenómeno psicológico una inteligencia superior

al instinto ordinario de los mamíferos

sin asegurar nada y sin prejuzgar nada

me parece que el animal comprendió el significado del crimen

como no habría de comprenderlo

cuando los seres humanos mismos

han desechado hasta un punto indescriptible el imperio de la razón

para no dejar subsistir

en lugar de esta reina destronada

si no una venganza ceros

sol y sucio

los piojos me roben

los heraldos vomitan al mirarme

las costras y las escaras de la lepra

han convertido en estamos admitía el cubierto a d

bush amarillento

no conozco el agua de los ríos ni el rocío de las mujeres

en mí nunca crece

como en un estercolero

un hongo enorme de pedo un culo sumbe ligeros

sentado en un mueble informe

no he movido mismi en moros desde hace cuatro siglos

mis pies han echado raíces en el suelo y forman hasta la altura de miami dom en

una especie de vegetación viviente repleta de innobles parásitos

que todavía no llega a ser planta y que ha dejado de ser carne

mi corazón la

cómo podría a latir

si la podredumbre y las exhalaciones de mi cadáver

no me atrevo a llamarlo cuerpo

no no no te pidieran abundantemente

bajo mi axila izquierda una familia de sapos ha fijado su residencia

y cuando uno de ellos se mueve me hace cosquillas

tener cuidado de que no se escape alguno y vaya a frotar con la poca el interior

de vuestra oreja

sería capaz de penetrar luego en vuestro cerebro

bajo mi axila derecha y un camaleón que perpetuamente les da casa para no

morirse de hambre

es justo que todos vivan

pero cuando una parte desbarata completamente los ardides de la otra

no encuentran nada mejor que dejar de molestar hace

111 chupan la grada grasso delicada que recubre mis costillas

ya estoy acostumbrado

una víbora malignas devorado mide rica para tomar su lugar

esa infame me ha convertido en un lujo

si hubiese podido defenderme con mis brazos

paralizados

pero creo que se han transformado más bien en dos leyes

sea lo que fuere

importa dejar constancia de que la sangre llama llega hasta ellos para

pasear su rojez

dos pequeños erizos que no crecen más

arrojaron a un

que no los correbous o

el contenido de mis testículos

y después de haber lavado cuidadosamente la epidermis

se alojaron en su interior

el ano ha quedado obstruidas por un cangrejo

envalentonado por mí merecía

guarda la entrada con sus pinzas haciéndome mucho daño

dos menús ascot usaron dos mares

saboreando una esperanza que no fue defraudada

examinaron atentamente las dos porciones carnosas que forman el trasero humano

y adhiriéndose al contorno convexo

lassana tratado en tal forma mediante una presión constante

que los dos trozos de carne desaparecieron

quedando sólo dos monstruos surgidos del reino de la viscosidad

iguales en color

jem por mallent saña

no hablé es de mi columna vertebral

porque es una espada

no prestaba atención

vuestro pedido es justo

queréis saber no es así

cómo y por qué se encuentra clavada verticalmente mi lomo

yo mismo no lo recuerdo con precisión

sin embargo

si me decido a considerar como recuerdo lo que quizás no sea más que un sueño

sabed que el hombre cuando averiguó que yo había hecho votos de vivir emplear

move inmóvil hasta lograr vencer al creador

vino detrás de mí y de puntillas

pero no tan quedamente que no lo hiciese

luego no percibí nada durante un lapso que no fue largo

esa aguda cuchilla se hundió hasta el mango entre las paletillas del toro de

las fiestas

y su osamenta se estremeció como un terremoto

la hoja ha quedado a de vida tan pirmer mente al cuerpo

que nadie hasta ahora ha podido extraer la

los atletas

los mecánicos los filósofos

los médicos han ensayado sucesivamente los medios más diversos

no sabían que el daño hecho por el hombre no puede repararse

les perdone la profundidad de su ignorancia innata

y lo saludé con un movimiento de los párpados

viajero

cuando pases a mi lado

te ruego que no me dirija su la menor palabra de consuelo

debilitar y asumía ánimo

déjame templar mi tenacidad den la llama del martirio voluntario

dt

que yo no inspire piedad alguna

el odio es más extraño de lo que crees

su conducta es inexplicable

como la rotura aparente de un palo que penetra en el agua

tal como me ves

puedo hacer todavía excursiones hasta los muros del cielo

al frente de una legión de asesinos

y volver para retomar esta postura

meditar de nuevo sobre los nobles proyectos de venganza

adiós

no te re tendré más

y para que te instruya esquí seaska auto

reflexionan la suerte fatal que me ha empujado a la revuelta

cuando es probable que haya nacido puede no

contará a su pato hijo lo que has visto

y tomándole la mano

asun de admirar la belleza de las estrellas

y las maravillas del universo

el nido del petirrojo y los templos de sra

te sorprenderá verlo tan

en dos y la los consejos de la paternidad

y lo recompensará as con una sonrisa

pero cuando piensa que nadie lo observa

échale una mirada

y lo verás discutiré su baba sobre la virtud

teahen dañado

el descendiente de la raza humana

pero no te engañan a más

en adelante sábanas todo lo que llegar a hacer

como padre infortunado prepara

para acompañar los pasos de tu vejez

el patíbulo intestino

tim lee que cortara la cabeza de un criminal precoz

y el dolor que te mostrará el camino que lleva hasta la tumba

en la pared de mi cuarto

que sombra dibujar con incomparable vigor

la fantasmagórica proyección de su silueta inconsciente

cuando depositó sobre mi corazón esta pregunta delirante y muda

la sobriedad del estilo actuar de ese modo

para dar un cuadro de la realidad que por la majestad de la forma

quienquiera que seas

defiéndete

pues voy a apuntar hacia ti la onda de una terrible acusación

esos ojos

no te pertenecen

de dónde los has tomado

un día vi pasar ante mí una mujer rubia

ella los tenía parecidos a los tuyos

tú serás arrancaste

y creo que pretendes hacer creer en tu belleza

pero a nadie engaña horas y a mí menos que a nadie

te digo esto para que no me tomes por tonto

toda una serie de aves rapaces aficionadas a la carne ajena y

defensoras de la utilidad de la persecución

de ellas como esqueletos que de esos campano kos de arkansas

revolotean alrededor de tu frente como servidumbre sumisa y tolerada

se trata de una frente

no es difícil que se interponga una fuerte vacilación en crearlo

es tan estrecha que resulta imposible verificar las pruebas numéricamente

exiguas de su existencia equivoca

no me guía el deseo de divertirme al decirte esto

puede ser que no tengas frente tú

que paseas por la pared como símbolo mal reflejado de una danza fantástica

las febriles sacudidas de tus vértebras lumbares

quien te ha escampado entonces

sí fue un ser humano a causa de haberlo tu encerrado durante 20 años en una

prisión de la que se ha escapado para preparar una venganza digna de su

desquite

hizo lo que correspondía

y lo aplaudo

excepto

hay un exepto

que no fue bastante severo

ahora te pareces a un piel roja apresado por lo menos señalemos lo previamente

en la falta elocuente de cape quiera

no es que no pueda volver a protestar puesto que los fisiólogos han

descubierto que hasta los cerebros extirpados reaparecen a la larga en los

animales

pero mi pensamiento

al detenerse en una simple comprobación que no está desprovista por lo poco que

advierto

de una enorme por los tubos ciudad

no llega aún en sus consecuencias más atrevidas

hasta los límites de una rogativa por tu curación

y se detiene por el contrario

justificado por el empleo de una neutralidad

más que sospechosa

a considerar o por lo menos desear

como el preludio de mayores desgracias lo que no puede ser para ti más que una

pérdida transitoria de la piel que recubre la parte superior de tu cabeza

espero que me hayas comprendido

y hasta 100 lasarte permitiese

por un milagro absurdo

pero que puede a veces sea razonable

volver a encontrar esa preciosa piel

conservada por la religiosa vigilancia de tu enemigo como recuerdo

embriagador de su victoria

escassi extremadamente posible que

aunque no se hubiera estudiado la ley de las probabilidades más que bajo su

aspecto matemático

y se sabe que la no

analogía transporta fácilmente la la icca ción de esta ley ya los otros

dominios de la indigencia

tú auténtico temor

si bien algo exagerado

de un resfrío total o para sí al

no rehusaría la ocasión importante que hasta única

que se presentaría tan oportunamente

aunque de modo repentino

de preservar a las diversas partes de tu cerebro del contacto con la atmósfera

especialmente en invierno

mediante un penado que con todo derecho te pertenece

puesto que es natural

piquete sería permitido además

sería incomprensible que los negarás

llevar de continuo en la cabeza

sin correr los riesgos siempre desagradables de infringir las reglas

más simples de una elemental conveniencia

no es cierto que me escuchas atentamente

si me escuchas por más tiempo

no habrá moto de desprender tu tristeza del interior de túnez rojas narices

pero como soy y exageradamente imparcial

y te detesto menos de lo que debería si me equivoco dinero

prestas a pesar que huyó hoy he ido a misa razones como obligado por una

fuerza superior

no soy tan malo como tú

esta es la razón por la que tú genio se inclina espontáneamente ante el

millo

en efecto

no soy tan malo como tú

acabas de echar una mirada a la ciudad construida sobre el flanco de esta

montaña y ahora

todos los habitantes han muerto

tengo tanto orgullo como otro cualquiera

y constituye un vicio más

tenerlo quizás en exceso

pues bien

escucha

escucha

si la confesión de un hombre que recuerda haber vivido medio siglo bajo

la forma de un tiburón en las corrientes submarinas que recorren las

costas de áfrica

despierta en tibás tanto interés como para prestarle atención

sino con amargura

por lo menos sin la torpeza irreparable demostrar la repugnancia que te inspiró

no arrojar ea tus pies la máscara de la

para parecer ante ti falso

pues nunca la he usado si acaso esto puede ser una disculpa

desde los primeros instantes

si examinamos atentamente nyse rascos

reconocer así en mí un respetuoso discípulos puyol perversidad

pero no un rival temible

ya que no te disputó la palma de los mal

no creo que ningún otro lo haga

ante todo tendría que igualar

cosa nada fácil

escuchar

a menos que seas la endeble condensación de una niebla

esconde su cuerpo en alguna parte donde no puede fallar

una mañana había una niña que se inclinaba sobre un lago para recoger un

loto rosado

con la firmeza resultante de una experiencia precoz

se inclinaba hacia las aguas cuando sus ojos se encontraron mi mirada

cierto es que de mi parte no fue sin premeditación

inmediatamente vaciló

semejante al torbellino que produce la marea en torno de una roca

sus piernas se aflojaron

cosa digna de ser

fenómeno que se desarrolló con tanta veracidad como el hecho de que hablo

contigo

cayó al fondo del arco con el resultado imprevisto de que ya no recogió más

ninfas

que hace ella ya abajo

no he logrado saberlo

sin duda su voluntad

alistada bajo la bandera de la retención

libra encarnizados combates contra la podredumbre

en cuanto a ti

foto indio mío

bajo tu mirada los habitantes de las ciudades quedan instantáneamente

destrozados

como un montículo de hormigas que aplasta el talón de un elefante

no acabo de ser testigo de un ejemplo demostrativo

la montaña ya no están jubilosa

se queda solitaria como un anciano

las casas existen

no hay duda

pero no sería paradójico a firmar

en voz baja

que no podrías decir lo mismo de aquellos que ya no existen en ellas

ahora las emanaciones de los cadáveres llegan hasta aquí

no las que recibes

observa esas aves de rapiña que están esperando nuestro alejamiento para

iniciar su gigantesco festín

llegan en lugar pero no es continuo ces de los cuatro puntos cardinales

ya habían estado aquí

pues bien como su sala rapaces trazaban

por encima de ti

el monumento de las espirales

como incitando que apresurar el crimen

tuvo el fato no recibe entonces el menor efluvio

no es más que un impostor

tus nervios olfativos al fin son conmovidos por la percepción de los

átomos aromáticos

éstos ascienden desde la ciudad a nicky la afa

aunque sea obvio decirlo

quisiera besar tus pies

pero mis brazos o lo rodean un vapor o transparente

busquemos ese cuerpo que no puede hallarse

y que sin embargo mis ojos distinguen

merece de mi parte las más efusivas expresiones de una admiración sincera

el fantasma se burla de mí

ni ayuda a buscar su propio cuerpo

si le hago señas de que se quede en el lugar en que está

he ahí que repite mis propias señas

se ha descubierto el secreto

pero no

lo digo con franqueza

a mi entera satisfacción

todo quedará aclarado

tanto los grandes como los pequeños detalles

no vale la pena reproducir los ante el espíritu por ejemplo

el arrancamiento de los ojos a la mujer rubia

es eso tan insignificante

no recordaba yo que también fui hasta el parto

aunque sólo duró cinco años la cantidad exacta de tiempo se me había

escapado

y queens r aol ser humano en una prisión

para gozar del espectáculo de sus sufrimientos porque me había rehusado

con justo derecho

una amistad que no se concede hacer es como yo

puesto que simuló ignorar a que mi mirada puede determinar la muerte hasta

de los planetas que giran en el espacio

no se equivocará aquel que pretenda que no tengo la facultad de recordar

sólo me resta hacer añicos este espejo con ayuda de una pieza

no es la primera vez que la pesadilla de la pérdida momentánea de la memoria

fija su residencia en mi imaginación

cuando

por las inflexibles leyes de la óptica

me sucede encontrarme frente al desconocimiento de mi propia imagen

me había dormido sobre el acantilado

aquel que por todo un día pero siguió al avestruz o a través del desierto sin

poder darle alcance

no tuvo tiempo de tomar alimento ni de cerrar los ojos

si llega a ser lector de esto es capaz de adivinar con exactitud

cuál fue el sueño que se abatió sobre mí

pero cuando la tempestad empuja verticalmente un barco con la palma de

su mano hasta el fondo del mar

y sobre la balsa sólo queda

de toda la tripulación

un único hombre acotado por fatigas y privaciones de todo género

si el oleaje los harán vea como un despojo durante horas más largas que la

vida misma y

si una fragata que más tarde surca esos parajes de desolación

con la quilla para actividad

distingue al desdichado que pasea por el océano su osamenta descarnada

y le presta un socorro que ha estado a punto de ser tardío

creo que el senado farago adivinara mejor todavía el grado al que llegó el

sopor de mis sentidos

el magnetismo y el cloroformo cuando quieren hacerlo

saben por otros ir a veces tales catalepsia su letargo chicas

no se parecen en nada a la muerte

sería una verdadera mentira afirmarlo

pero vayamos inmediatamente al tema del sueño

a fin de que los impacientes

hábitos de este género de

no se pongan a rugir

como un banco de cachalotes macrocephalus que combaten entre sí por

una hembra preñada

yo soñaba que me había introducido en el cuerpo de un cerdo

que no me resultaba fácil salir de él

y que revolcaban pelambre los

pantanos más fogosos

era acaso una recompensa

objetivo de mis anhelos

al fin no pertenecía ya la humanidad

a mi entender

esa era la interpretación

lo que me producía un júbilo mucho más que honda

sin embargo

yo buscaba febrilmente cuál podía ser el acto virtuoso que había realizado

para merecer de parte de la providencia ese insigne favor

ahora que ha repasado en mi memoria las diversas fases ya que el achatamiento

espantoso contra el vientre del granito mientras la marea

sintió advertirlo

pasaba dos veces sobre aquella mescolanza irreductible de materia

muerta y de carne viva

no carece quizás de utilidad proclamar que esa degradación no fue

probablemente

más que un castigo impuesto por la justicia divina

quien conoce sus necesidades íntimas o la causa de sus pestilencia le sale

crías

la metamorfosis no pareció jamás a mis ojos y no como la elevada y magnánima

repercute repercusión de una

li cidad perfecta

que yo esperaba desde hacía mucho tiempo

al fin había llegado el día en que sería acertado

probaba yo mis dientes en la corteza de los árboles

contemplaba míos chico con delicia

no quedaba en mí la más íntima particular de divinidad

supe elevar mi alma hasta la altura excepcional de esta voluptuosidad tiña

fable

escuchadme pues

y no os avergoncéis

inagotables caricaturas de lo bello

que toma y zheng se dio el cómico rebuzno de vuestra alma

soberanamente despreciable

y que no comprende is porque el todopoderoso en un momento excepcional

de magnífica bufonería

que por cierto no llega a superar las grandes leyes generales que lo cortés

se dio un día el límite y fico placer de popular ump planeta conciertos ser

estimulares y microscópicos que llamaron

humanos

y cuya materia es similar a la del coral bermejo

no hay duda de que tenéis razón para enriquecer bueso y que gaza

pero escucha time

no me dirijo vuestra inteligencia

le haría ispo mitar sangre por el horror que aún se muestra

olvidad la y ser consecuentes con vosotros mismos

vamos

que no haya más trabas

cuando quería matar mataba

lo que me ocurría con harta frecuencia sin que me lo

titi era nazi

las leyes humanas me perseguían con su venganza

aunque yo no atacase a la raza que había abandonado tan serenamente

pero mi conciencia no me hacía ningún reproche

durante el día yo combatía con mis nuevos congéneres y el suelo quedaba

sem

barato de numerosas capas de sangre cuba bulavá

como yo era el más fuerte

todas las victorias fueron mías

queridas abrasadoras

me cubrían el cuerpo

aunque aparentaba no darme cuenta

los animales terrestres se alejaban de mil

y me quedé solo en el centro de mi deslumbradora grandeza

cuál no sería mi estupor cuando

después de haber atravesado un río a nado

para alejarme de las comarcas que mi furor había despoblado

y pisar otros campos donde imponer mis hábitos de asesinato y carnicería

intenté caminar por esa ribera florida

mis pies estaban paralizados

ni el menor movimiento se producía para delatar la certidumbre de esa

inmovilidad forzosa

en medio de esfuerzos sobrenaturales para continuar mi camino

de pronto desperté

y tuve la sensación de que volvían a ser hombre

la providencia me daba a entender así

de un modo que no resultaba inexplicable

que ella

no quería que mis proyectos sublime se cumplieran ni siquiera en sueños

retornar a mi forma primitiva fue para mí un dolor tan grande que por las

noches chorro todavía

mis sábanas están constantemente empapadas

como si las hubieran metido en agua

por lo cual necesitó cambiarlas todos los días

si no lo creen

venir a verme

comprobaremos con vuestros propios ojos

no habla pero similitud

si no más todavía

la verdad misma de mi aserto

cuántas veces después de aquella noche pasada cielo descubierto sobre un

acantilado

me he unido a las piaras de cerdos para recobrar

como si me correspondiera por derecho

y metamorfosis destruida

ya es tiempo de abandonar estos glorioso recuerdos que no de cantar así

más que la pálida vía la tía de las

eternas

no es imposible

ser testigo de una desviación anormal en el funcionamiento latente o visible

de las leyes de la naturaleza

en efecto

si cada uno se tomará el ingenioso trabajo de interrogar las diversas

etapas de su existencia

sin olvidar una sola

pues podría ser esa la destinada a aportar a la prueba de lo que adelantó

no dejaría de recordar

sin cierta sorpresa

que en otras circunstancias sería cómico que un día determinado

para hablar en primer término de cosas objetivas

fue testigo desierto fenómeno que parecería sobrepasar y realmente

sobrepasaba las conocidas nociones suministradas por la observación y la

experiencia

tal como por ejemplo la lluvia de sapos

espectáculo mágico

que no llegó a ser comprendido en un comienzo por los arios

otro día determinado

para hablar en segundo y último término de cosas subjetivas

su alma presentó al ojo investigador de la psicología

no diré un extravío de la razón

empero

no menos curioso

por el contrario

mucho más

pero al menos para no pasar por difícil frente a ciertas personas frías

que no me perdonaría nunca las lucubraciones flagrantes de mieza

gestación

un estado insólito

frecuentemente muy grave

indicador de que el límite permitido por el sentido común a la imaginación

resulta hace seis

pese al pacto efímero convenido entre esas dos potencias

desgraciadamente rebasado por la enérgica presión de la voluntad

pero también

en una gran mayoría de casos

por la falta de su colaboración efectiva

mencionemos para corroborarlo algunos ejemplos

cuya oportunidad no es difícil apreciar con tal de que se tome por compañera

una agente a mesura

presentó dos ejemplos

los arrebatos de cólera y las enfermedades del oro julio

debo prevenir a quien me lea que tomé la precaución de no formarse una idea

vaga

con mayor motivo

falsa

de las bellezas literarias que voy deshojando en el desarrollo por ser más

rápidos de disfraces

quisiera desplegar mi tierra zona miento si comparaciones lentamente y con gran

señor y operó

quien tiene tiempo de hacerlo así

para que todo el mundo comprenda bien

si no mi espanto

por lo menos mi turbación

cuando una noche será de verano

en el momento en que el sol parecía descender por el horizonte

mi nadando en el mar

conant las patas de ánade en lugar de las extremidades de los brazos

y las piernas

portador de una aleta dorsal

proporcionalmente tam larga y afilada como la de los delfines

aún no ser humano de músculos vigorosos

al que numerosos bancos de peces

en ese cortejo villa

entre otros habitantes de las aguas

el anar mack

duro en la antes

y la horrible descarte

seguían con las demostraciones ostensibles de la mayor admiración

a veces sumergida

y su cuerpo viscoso reaparecía casi inmediatamente a 200 metros de distancia

las marsopas

que a mi entender no han robado su reputación de buenas mata tórax apenas

podían seguir de lejos a ese antibiótico nuevo género

yo no creo que el lector tenga oportunidad de arrepentirse si prestará

mi narración

no es nocivo obstáculo de una credulidad estúpida

si no el supremo favor de una confianza profunda

que discuta legalmente con secreta simpatía los misterios poéticos

demasiado escasos

según su opinión personal

que me encargo de revelarle cada vez que se presenta la ocasión

como la que inesperadamente se ha presentado íntimamente impregnada de

los estimulantes olores de las plantas acuáticas que la brisa refrescante

transporta está destrozada

dónde está metido un mounstro que sea apropiado las formas características de

la familia de los palmípedos

quien habla de apropiación

se pase bien que el hombre gracias a su naturaleza múltiple y compleja

no desconoce los medios de ampliar

cada vez más las fronteras de esa naturaleza suya

vive en el agua como el hipocampo

en las capas superiores de la atmósfera como en los y fragoso

y bajo tierra como el topo

cuchi villa

y la sublime lombriz

en su forma más o menos concisa

qué menos

el criterio exacto del consuelo extremadamente fortificante que me

esforzaba por hacer surgir de mi espíritu cuando pensé que el ser

humano que se distinguía al gran distancia

nadando con sus cuatro miembros en la superficie de las aguas

como no lo hizo nunca el más soberbio cormorán

no había sufrido quizás

esa novedosa transformación de las extremidades de los brazos y de las

piernas

si no como castigo expiatorio de algún crimen desconocido

no era necesario que me atormenta cels eso para fabricar de antemano las

melancólicas píldoras de la piedad

pues yo no sabía que ese hombre cuyos brazos golpeaban alternadamente la onda

marga mientras sus

piernas

con fuerza similar a la que poseen los colmillos retorcidos del narval

provocaban el retroceso de las masas al jugosas

ni se había apropiado voluntariamente esas extraordinarias formas

ni le habían sido impuestas como suplicio

según lo que averigüe más tarde

he aquí la pura verdad

la existencia prolongada en ese fluido elemento

había producido insensiblemente en el ser humano

exilado por propia voluntad de los continentes pdr cosos

los cambios importantes aunque no esenciales que había observado en un

objeto

que una mirada discretamente compusa me había hecho tomar en los momentos

iniciales de su aparición

por una ligereza incalificable

cuyos extravío se engendran ese sentimiento tan penoso que fácilmente

comprenderán los psicólogos y los amantes de la prudencia

forum peres de formas extrañas

no incluido aún en las clasificaciones de los naturalistas

pero que figuraría quizás en sus obras póstumas

aunque no tenga yo el justificado derecho de inclinarme por esta última

su posición

concebida en condiciones exe shiva mente hipotéticas

en efecto

ese anfibio pues se trataba de un anfibio

sin que reste posibilidad de afirmar lo contrario

sólo era visible para mí

abstracción hecha de los peces y los espacios

pues advertí que algunos labriegos que se habían detenido a contemplar mi

rostro turbado por ese fenómeno sobrenatural

y que en mano trataban de explicarse la razón de que mis ojos estuvieran

constantemente fijos

con una perseverancia aparentemente invencible

aunque en realidad no lo era

en un lugar del mar donde ellos no distinguían más que una por eso sí

hablé y limitada cantidad de bancos de peces de todas clases

y la taba la abertura de sus pocas enormes casi tanto como la de las

ballenas

eso les hacía sonreír

pero no palidecerá como a mí

decían ellos en su pintoresco lenguaje

y no eran tan bestias como para no notar

que yo no observaba precisamente las evoluciones campestres de los

peces

si no que mi vista se dirigía mucho más allá

de modo que lo que a mí respecta

girando maquinalmente la vista hacia el lado correspondiente a la notable

envergadura bezos potentes bocas

decía para mí que

a menos que se encontrará en la totalidad del universo un pelícano

grande como una montaña

o por lo menos como un promontorio os ruego que me habéis la sutileza de la

restricción que no pierde un ápice de terreno

ningún pico de ave de rapiña o quijada de animal salvaje serían capaces de

superar ni siquiera de igualar

cualquiera que esos cráteres abiertos pero lúgubres

en exceso

y sin embargo

aún cuando reserve un buen lugar al simpático empleo de la metáfora

esta figura de retórica presta mucho más utilizada las aspiraciones humanas

hacia el infinito de lo que normalmente ni siquiera intentan figurarse aquellos

que están imbuidos de prejuicios

hoy de falsas ideas

que el fin de cuentas son una misma cosa

no es menos cierto

que las bocas reidores de eso de labriegos resultaban bastante amplias

como para engullir 3 cachalotes

aquí que hemos más nuestro pensamiento

porte monos seriamente y conformémonos con tres elefantitos que acaban

justamente de nacer

de una sola pasada

el anfibio dejaba atrás un sur cuesta un mozo de un kilómetro

durante el breve y ximo momento en que el brazo extendido hacia delante queda

suspendido en el aire antes de sumergirse de nuevo

sus dedos separados que se reúnen por un repliegue de la piel en forma de

membrana

parecían lanzarse hacia las afp alturas del espacio para atrapar las estrellas

de pie en la roca

me serví de las manos como de un altavoz para gritar

mientras los cangrejos y los langostinos subían hacia las tinieblas de las

grietas más recónditas

foto

cuya natación supera el vuelo de las largas a las de la fragata

si todavía comprendes el significado del gran clamor que como intérprete

fiel de su íntimo pensamiento lanza con fuerza la humanidad

digna que hacer una pausa en tu veloz carrera y cuéntame brevemente los

sucesivos episodios de tubería bica historia

pero te advierto que no necesitas dirigirme la palabra

si tu intención audaces hacer resurgir en mí la amistad y la veneración que

ya sentí por ti desde que por primera vez que observe cumplir

con la gracia y el vigor del tiburón

tú peregrinación indómita y rectilínea

un suspiro que medel o los huesos e hizo tambalear la roca sobre la cual

descansaban las plantas de mis pies

a menos que fuese yo mismo el que me tambaleaba causa de la brutal

penetración de las ondas sonoras que transportaban a mis oídos semejante

grito de desesperación

si ello hasta en las entrañas de la tierra

los pc se sumergieron bajo las olas con un estruendo de alud

el anfibio no se atrevió a acercarse demasiado a la costa

pero cuando estuvo seguro de que su voz llegaba distintamente hasta mis

tímpanos

disminuyó el movimiento de sus miembros palmeados de modo de poder sostener su

gusto cubierto de algas

por sobre las olas bramado horas

levy inclinar la frente como para invocar

mediante una orden solemne

la jauría errante de los recuerdos

no me atreví a interrumpirlo en esa tarea sacramente arqueológica

sumergido en el pasado

se parecía a un escollo

al fin me dirigió la palabra en estos términos

la escola open lara no carece de enemigos

la fantástica belleza de sus innumerables patadas

en lugar de ganarle la simpatía de los animales

resulta quizás tan sólo el estímulo poderoso de un envidioso resentimiento

y no me asombraría saber a qué ese insecto es blanco de los odios más

intensos

de ocultar el lugar de mi nacimiento que no interese en mí relató

pues la vergüenza que recae sobre mi familia me compete a mí

mi padre y mi madre

que dios los perdone

después de un año de espera vieron que el cielo atendió a sus ruegos

dos gemelos mi hermano y yo

vieron la luz

razón de más para amarse

pero no fue así

como yo era el más hermoso de los dos

y el más inteligente

mi hermano me tomo yo y no se cuidó de ocultar sus sentimientos

por todo ello

la mayor parte del amor de mi madre y de mi padre recayó sobre mí en tanto que

con mi amistad sincera y con estante me esforzaba por apaciguar un alma que no

tenía derecho de rebelarse contra quien había sido extraído de la misma carne

entonces el furor de mi hermano no conoció límites y me desplazo en el

corazón de nuestros padres mediante las calumnias más inverosímiles

viví durante 15 años en un calabozo con larvas y agua fangosa por único

alimento

no te contaré en detalle los tormentos inauditos que sufrían ese prolongado e

injusto secuestro

de vez en cuando

en determinados momentos del día

uno de los tres verdugos que se turnaban

entraba bruscamente cargado de pinzas tenazas y otros instrumentos de suplicio

los gritos que me arrancaban las torturas los dejaban impávidos

la pérdida abundante de mi sangre los hacía sonreír

o hermano mío

ya tiene perdonado tú

la causa primera de todos mis males

cómo es posible que un ciego furor no acabe al fin por abrirle los ojos

he reflexionado mucho en mi prisión' eterna

adivinarás a qué grado llegó mi odio hacia la humanidad

el progresivo debilitamiento

la soledad del cuerpo y del alma todavía no me habían llevado a la

pérdida total de la razón

hasta el punto de sentir resentimiento contra aquellos a quienes no había

cesado de amar

triple argolla de la que yo era esclavo

usando de astucia lo cree finalmente recobrar mi libertad

lleno de repulsión hacia los habitantes de tierra firme

aunque se llamase mis semejantes

ennahda parecían asemejara cm hasta el momento

si ellos creían ser mis semejantes porque me hacían daño

dirigir los pasos de los bizarros de la playa

con la firme resolución de darme muerte

si el mar me ofrecía reminiscencias de una existencia anterior fatalmente

vivida

querer hacer tus propios ojos

desde el día en que abandone la casa paterna

no me lamento tanto como imaginarías

de habitar el mar y sus grutas de cristal

la providencia como puedes comprobar

le ha otorgado en parte

un organismo de cisne

vivo en paz con los peces y ellos le proveen del alimento que necesito es

como si yo fuera su monarca

voy a lanzar un silbido particular

siempre que no te contraríe

y verás cómo ellos a reaparecer

sucedió tal como había predicho

reanudó su regia natación rodeado de su cortejo de súbditos

y aunque al cabo de algunos segundos desapareció completamente de mi vista

con un catalejo pude distinguir lo todavía en los últimos límites del

horizonte

con una mano nadaba y con la otra se enjugaba los ojos que distaban

interpretados de sangre por la violencia que se había hecho al aproximarse a

tierra firme

había obrado así para complacerme

arroje el instrumento revelador contra la pendiente cortada pico

rebotó de roca en roca hasta que las olas recibieron sus fragmentos dispersos

tales fueron la última demostración y el supremo a dios

con los que me incliné como en sueños

ante una noble el infortunado a inteligencia

sin embargo

fue real todo lo que pasó

en ese anochecer de este verano

noche tras noche

hundiendo la envergadura de mis alas en mi memoria con instante

nuevo cava el recuerdo de palmer

noche tras noche

sus cabellos rubios

su cara oval su rasgos majestuosos

estaban todavía impresos en mi imaginación

indeleblemente

en especial

sus cabellos rubios

aparatado

aparta por lo tanto esa cabeza sin cabello

lista como el caparazón de la tortuga

él tenía 14 años y yo sólo un año más

que se calle sapos lúgubre

porque viene a denunciarme

si el que habla psoe yo mismo

sirviéndome de mi propia lengua para denunciar mi pensamiento compruebo que

mis labios se mueven y que eso y yo mismo el que habla

soy yo mismo el que relatando una historia de mi juventud y sintiendo el

remordimiento penetrar en mi corazón

soy yo mismo

a menos que me equivoqué

soy yo mismo el que habla

yo sólo tenía un año más

quienes finalmente decida quién aludo

es un amigo que tuve en otros tiempos según creo

ya he dicho cómo se llama

no quiero volver a deletrear estas seis letras

tampoco es útil repetiré que yo tenía un año más

quién sabe

repitámoslo

a pesar de las pero se enteró de mi vida

aquel que se había entregado a mí

que para maltratar a un ser evidentemente más débil

pues creo

en este acto

que era más débil

aún entonces

es un amigo que tuve en otros tiempos según creo

el predominio de mi fuerza física

noche tras noche

en especial sus cabellos rubios

además de un ser humano que ha visto cada cabeza skal tas

la vejez esta enfermedad

el dolor

juntas las tres con considerados separadamente

explican ese fenómeno negativo de modo satisfactorio

por lo menos

la respuesta que me daría un sabio si yo lo interrogará sobre el asunto

la vejez

la enfermedad el dolor

pero no ignoró yo también soy y sabio

que un día

porque detuvo mi mano en el momento en que levantaban y puñal para clavarlo en

el seno de una mujer

lo tomé por los cabellos con brazo de hierro

y lo hice girar en el aire con tal velocidad que su cabellera se quedó en

mi mano

y su cuerpo

impulsado por la fuerza centrífuga

fue a estrellarse contra el tronco de una encina

no ignoro que un día su cabellera se quedó en lima

yo también soy sabio

ya he dicho cómo se llama

no hay un oro que un día ejecute un acto infame

mientras su cuerpo era impulsado por la fuerza centrífuga

tenía 14 años

cuando preso de una crisis de alienación mental

corro por el campo llevando primito contra mi corazón una cosa sangrante

que conservo desde hace mucho tiempo como una reliquia denegada

los que cuele es que me persiguen

los chicuelos y las viejas que me persiguen a pedradas

lanzan estos gemidos lamentables

esa es la cabellera de falda

apartada

apartada por lo tanto esa cabeza calva liza como el caparazón de la tortuga

una cosa sangran

pero soy yo mismo el que habla

su cara oval

sus rasgos majestuosos

pues creo

en efecto

que era más débil

las viejas y los chicuelos

pues creo

en efecto

que quería decir

pues creo en efecto

que era más débil

con brazos cr

ese golpe

ese golpe lo mató

se destrozaron sus supuestos contra el árbol

irremediablemente

lo mató ese golpe provocado por el vigor de un atleta

ha conservado la vida

aunque sus huesos estén irremediablemente destrozados

irremediablemente

ese golpe lo mató

hemos llegar a saber aquello de lo que mis ojos cerrados no fueron testigos

en efecto

en especial sus cabellos rubios

en efecto

oí lejos con una conciencia en adelante implacable

tenía 14 años

con una consciencia en adelante implacable

noche tras noche

cuando un cob en un aspirante a la gloria

en un quinto piso

inclinado sobre su mesa de trabajo a la hora silenciosa de la medianoche

percibí un murmullo que no sabe a qué atribuir

vuelve hacia todas partes la cabeza

jacoby ada por la meditación

y los manuscritos polvorientos

pero nada

ningún indicio descubierto que le revele la causa de lo que oye tan

débilmente aunque

con todo

al final advierte que el humo de su bujía

elevándose hacia el techo

provoca a través del aire ambiente

las vibraciones casi imperceptibles de una hoja de papel

colgada de un clavo fijo en la pared

en un quinto piso

así como un joven aspirante a la gloria percibió un murmullo que no sabe a qué

atribuir

del mismo modo o el pollo una voz melodiosa que pronuncia a mis oídos

montoro

pero antes de descubrir su engaño creía oír las alas de un mosquito

inclinado sobre su mesa de trabajo

sin embargo

no sueño

qué importa que esté acostado en mi lecho de raso

conservando mi sangre fría

algo la observación perspicaz de que tengo los ojos abiertos

aunque sea la hora de los dominós o rosas y de los bailes de máscaras

camas

hoon no

jamás

una voz mortal y subir esos acentos seráficos

pronunciando con tal dolorosa elegancia las sílabas de mi nombre

las alas de un mosquito

que vos benevolente

entonces me ha perdonado

su cuerpo fue a estrellarse contra el tronco de una encina

maldoror

The Description of Cantos de Maldoror - Canto cuarto - Conde de Lautréamont